Camino de ronda de Platja d’Aro a Sant Antoni de Calonge

Catalunya - Esp. - Comentarios -

Un espectacular recorrido para descubrir y disfrutar de rincones entrañables, sobre todo en los meses de poca afluencia turística, cuando el sol de invierno lo ilumina.


Hoy, rebuscando en mi archivo fotográfico he encontrado unas imágenes de un sábado de finales de enero del año pasado en el que hacia un día casi primaveral, en el que decidimos poner rumbo a Platja d’Aro, para aprovechar el precioso día que hacía para recorrer el camino de ronda de Platja d’Aro a Sant Antoni de Calonge. Muchas veces habíamos pensado realizarlo, pero lo habíamos aplazado por estar en el periodo veraniego, en el que por esta zona de la Costa Brava abundan una inmensa cantidad de turistas, no siendo el periodo más idóneo para disfrutarlo con toda su belleza.

El día era fantástico ya que casi realizamos todo el recorrido prácticamente solos, nos cruzamos con muy poca gente, solo encontramos algunos alocados bañistas que aprovechaban el día soleado, para darse un baño en pleno enero. La verdad es que todo el recorrido lo realizamos con camiseta de manga corta, dado que teníamos calor.

Aparcamos el coche en la calle Punta d’en Ramis que queda al final de la Avda. del Cavall Bernat que está en la salida del centro de Platja d’Aro, en dirección a Palamós, en el que también se encuentra el Hotel Costa Brava. Desde esta calle se puede acceder a la playa, en la que encontraremos la roca monolítica del Cavall Bernat, que tiene una altura de más de siete metros. Este es el punto en donde empieza el recorrido señalado del camino de ronda.

El año pasado, este camino no se podía realizar entero bordeando el mar, exceptuando aquellos que sean muy ágiles en la escalada, ya que hay algunos trozos del recorrido que indicaban que no se podía pasar por desprendimientos. Nosotros evitamos este tramo accediendo y recorriendo el tramo por la carretera que va en dirección a Palamós, para volverlo a emprender pasado el tramo de los desprendimientos. Por lo que he leído en junio del 2016, empezaron a realizar unas obras de mejora de estos tramos del camino de ronda. De toda manera si pensáis realizarlo, no estaría mal informarse del estado del camino, dado que es una zona que la mala mar la castiga cada año.

 Recorrido el camino de ronda 

Cami de ronda – 4393

Platja de Ses Torretes – 4416

Playa de Cristus – 4418

Cala Roca del Paller – 4428

Roca monolítica de Cavall Bernat

Puesta de sol – 4463

El camino empieza en la Punta d’en Ramis, que bordea el hotel Costa Brava, para acceder a la Platja de la Rovira. Esta preciosa playa la tenemos cruzar entera de sur a norte, para enfilarnos por el camino que nos conduce por un seguido de estrechos túneles escavados a la roca del acantilado. Después de estos túneles, se encuentra la escalera que da acceso a la cala de Sa Cova. En este encanto de cala, solo encontramos dos chicas que aprovechaban el buen día que hacía, tomando el sol de enero en traje de baño. Por el otro extremo de la cala se sube otra vez al acantilado con otra escalera y siguiendo el camino podemos visualizar unas preciosas vistas con Platja d’Aro al fondo. Después de recorrer por encima del acantilado, divisamos desde lo alto la Cala del Pi. Bajando por una empinada escalera accedemos a esta cala, que es muy parecida a la anterior.

Una vez en la cala, ya vimos que en el otro extremo de la misma, se encontraba un túnel en el que estaba cerrado el paso por desprendimientos, pero justo al lado existe un sendero en el que escalando un poquito se accede otra vez al camino de ronda. La verdad es que no nos atrevimos a hacerlo, dado que a mi mujer hacia poco que la habían operado y prefirió no tentar a la mala suerte. Para continuar el recorrido no nos toco más remedio que subir hasta la carretera que va de Platja d’Aro a Palamós para poder salvar este inconveniente. El recorrido de quinientos metros por la carretera no nos fue demasiado agradable, ya que esto nos supuso dejar de ver la Punta dels Esculls, la Platja d’en Ros y la Cala Belladona, ya que tuvimos que reemprender el camino de ronda pasado el Hotel de Cap Roig, en la que accedimos a la playa de Ses Torretes.

La playa de Ses Torretes, es la playa que también le llaman la de Cala Gogó, en referencia al camping que está al otro lado de la carretera que va de Platja d’Aro a Palamós, es una playa mediana muy bonita que para continuar camino se tiene de cruzar a lo largo para poder acceder a la playa de Cristus. Esta playa también preciosa, justo al otro extremo se encuentra un túnel que da acceso a la pequeña cala del Forn, que está rodeada por un cañar que resulta atractivo. A continuación, el camino vuelve a subir en el que mediante rampas y escaleras podemos acceder a la cala dels Esculls, a la Cala Roca del Paller y al Cap de Roques Planes. Después de cruzar estas calas el camino se vuelve a elevar donde desde este punto podemos ver una preciosa panorámica de la bahía de Palamós. Justo encima se ha construido una reproducción de la torre Valentina, dado que la original que está a unos metros más abajo ha quedado desmerecida por un edificio de apartamentos que la bordea, una de las muchas muestras de la especulación inmobiliaria que ha existido en la Costa Brava, durante muchos años.

A partir de este punto, decidimos volver por el mismo camino ya descrito, hasta la Punta de Ramis, donde pasamos entre dos a tres horas comiendo y tomando el sol de invierno, hasta su puesta. Esto nos permitió disfrutar de una preciosa puesta de sol, con unas vistas preciosas de la Platja Llarga y la silueta de los edificios de Platja d’Aro al fondo.

Compartir 
Ver anterior Ver siguiente