Visita a Bréhat, la preciosa isla de las flores de la Bretaña

Francia - Comentarios -

Un paseo en bicicleta por una de las islas más preciosas del norte de la Bretaña, entre flores, acantilados, faros y unas vistas preciosas de la costa de granito rosa.

Siguiendo la ruta de visitas por la Côte d’Armor, decidimos que no nos podíamos perder el dedicar un día a visitar la isla de las flores, como la llaman los bretones. Para aprovechar todo el día, nos levantamos pronto para estar a las diez de la mañana en el embarcadero que está situado a 5 km de Ploubazlenec. Llegamos más o menos a la hora prevista al aparcamiento del embarcadero, en el que ya estaba bastante lleno de turistas. No tuvimos que esperarnos mucho, dado que cada 10 minutos sale un barco hacia la isla de Brêhat. La travesía a la isla es un trayecto muy corto que dura unos 10 minutos, al estar la marea alta nos dejo en el embarcadero que está más cerca del Hotel BelleVue, centro de donde salen los diferentes caminos para visitar la isla.

Bréhat es un pequeño archipiélago que está compuesto de dos islas grandes unidas por un puente cuando la marea esta baja y varias pequeñas islas e islotes. Las rocas de la isla son de granito de color rosa, como toda la costa de esta zona de la Bretaña, y su clima es templado gracias a la corriente del golfo. Este microclima hace que puedan subsistir plantas y flores de procedencia mediterránea, tales como, palmeras, eucaliptos, hortensias, geranios…, que embellecen los jardines de las preciosas casas de estilo bretón y las calles del pueblo. En toda la isla, solo circulan los coches de los que tienen residencia en la isla, los cuales son pequeños y pensados para desplazarse dentro de la isla, ya que las calles y caminos en general son muy estrechos. El archipiélago de Bréhat, también atrae a una gran cantidad de aves, gaviotas, cormoranes, frailecillos… que anidan en las rocas de granito rosa. 

Recorrido por la isla

Costa de la Isla de Bréhat – 1694

Panorámica Isla de Bréhat – 1702

Panorámica Isla de Bréhat – 1709

Molino de la marea de Birlo – 1710

Isla de Bréhat – 1731

Costa de la Isla de Bréhat – 1717

Después de desembarcar y tomar situación de los sitios que queríamos ver y la ruta que queríamos hacer, decidimos alquilar una bicicleta para cada uno, para desplazarnos por la isla. Cerca del Hotel BelleVue, existen cantidad de sitios que alquilan bicicletas, bicicletas con batería y ciclomotores, es el único medio de transporte para los turistas, el otro es andar, las distancias tampoco son muy grandes, pero si quieres ver la isla en un día te recomiendo que lo hagas en bicicleta.

Tal como ya he dicho, existen dos islas unidas por un puente. El desembarco se realiza por la isla sur, que es la isla más boscosa y la que su vegetación es más mediterránea, donde se encuentra el pueblo y una gran mayoría de casas. La isla norte es más desierta y rocosa donde se pueden divisar grandes vistas de la costa y sus acantilados.

Para visitar la isla existen cinco rutas señalizadas, en las que realizándolas todas según el orden que detallo, podrás visitar todos los lugares de interés turístico de las dos islas:

Ruta 1: Esta ruta te permite visitar la zona sur-oeste de la isla del sur, donde se encuentra La Ciudadela, que es un pequeño fuerte cuyo edificio se construyó en 1863 y está protegido por unos altos muros y un foso. Posteriormente este edificio se restauró para poder albergar un centro de fabricación y exposición de artículos de vidrio. Siguiendo la ruta por la costa oeste se puede empalmar con la ruta 2.

Ruta 2: Siguiendo la costa oeste de la isla sur, se llega al Molino de la marea de Birlo. Básicamente es una pequeña presa en la cual retienen el agua en el momento que se produce la baja mar. En el instante de la baja mar el molino aprovechaba para moler, desembocando el agua estancada. Este molino fue restaurado en 1995 y actualmente está considerado monumento histórico. Justo encima del molino en una colina, podemos ver la Iglesia de Saint Michel, construida en 1852, justo al lado se encuentra una cruz del siglo XVII, en el que se pueden apreciar unas magnificas vistas de 360 º, de la zona oeste de la isla. Siguiendo la ruta 2 por la costa, se llega a la Cruz de Maudez, que queda enfrente de la isla de Modez. desde aquí se pueden ver preciosas vistas sobre la costa oeste. Siguiendo la ruta, nos lleva hasta el Puente Vauban, que une la isla sur con la isla norte. Desde este punto podemos enlazar con la ruta 5.

Ruta 5: Siguiendo la ruta accedemos a la isla norte para visitar la zona oeste de esta isla. Lo primero que nos encontramos es la iglesia de Kéranroux, construida en el año 1860, sustituyendo una de más antigua. Esta se la considera la iglesia de los pescadores, ya que encima del altar hay una barca. Siguiendo la ruta llegamos al Semáforo, que es un edificio de la Marina Nacional, que está situado a 40 metros sobre el mar. Los rayos de este semáforo o faro llegan a 24 millas. Siguiendo la ruta llegamos Faro Rosédo, que emite una señal cada 5 segundos, indicando la entrada a Trieux. Siguiendo la ruta hasta el lago Lern y bordeándolo, podremos empalmar con la ruta 4.

Ruta 4: Desde este punto de la ruta 4, siguiendo hacia el norte por la costa, llegaremos al Faro de Paon, que es un faro moderno construido en el 1949, que sustituyo a uno de antiguo que destruyeron los alemanes en el año 1944. Desde este punto se pueden ver unas preciosas panorámicas de la costa, con acantilados y rocas imponentes de granito rosa. Siguiendo la ruta por la zona costera este, nos encontramos unos restos de una Iglesia dedicada a San Riom. Antiguamente era un barrio donde residían los leprosos de la isla. Siguiendo la ruta 4, nos lleva otra vez al puente Vauban.

Ruta 3: Esta ruta sigue la costa este-sur de la isla sur de Bréhat, lo primero que encontramos es la Cruz de Kerano, construida el año 1642. Siguiendo la ruta desde el puente Vauban, entramos en el pueblo donde podemos disfrutar de las tiendas, restaurantes, bares… También es interesante visitar la iglesia del siglo XII, reconstruida en el siglo XVIII. La ruta sigue bordeando la costa este-sur hasta la playa de Guercido, son interesantes las vistas que se ven del puerto deportivo y el pesquero, también de la isla de Logodec. La playa Guercido, está orientada al sur de la isla. Es una playa de arena protegida de los vientos del oeste, ideal para darse un buen baño. Siguiendo la ruta llegamos al faro de Min Joliguet, situado en la punta sur de la isla, que señala la entrada al puerto. Desde este punto, siguiendo la costa llegamos al Hotel BelleVue, donde podremos, devolver las bicicletas y embarcarnos para volver al aparcamiento del embarcadero de Ploubazlenec.

La isla de Bréhat es una de las visitas que no te puedes perder, si visitas la Côtes d’Armor. Yo siempre recordaré el día que pasamos recorriendo en bicicleta esta entrañable isla.

Compartir 
Ver anterior Ver siguiente