Un recorrido por los pueblos medievales del interior de l'Empordanet

Catalunya - Esp. - Comentarios -

Una llanura salpicada de pequeñas colinas con un paisaje lleno de rincones y pueblos medievales entrañables, con sus castillos e iglesias románicas.

El recorrido que hoy os propongo descubrir, es la zona que rodea La Bisbal d’Empordà, capital de la comarca del Baix Empordà. Una zona preciosa que destaca por ser una llanura salpicada por pequeñas colinas y una buena cantidad de pequeños pueblos rurales que rodean una vieja iglesia y algunos de ellos también con un castillo medieval, en el que todos ellos tienen una gran historia, muchos rincones y monumentos medievales de mucho encanto.

Dado de que el contenido del recorrido es muy extenso, he decidido realizarlo en varios reportes, en los que dos ellos ya están publicados uno es el de Pals y el otro es el de Peratallada, que por su gran contenido histórico y por ser los más conocidos he realizado un reporte para cada uno de ellos. El reporte de hoy es la primera parte de un recorrido de ocho pueblos o núcleos históricos más de la zona de La Bisbal d’Empordà. La verdad, es que después de dedicarle unos tres días a visitar esta zona con profundidad, me he quedado enamorado de lo bello y preciosa que es esta zona. Algunos la comparan con la Toscana italiana, yo estoy de acuerdo con esta afirmación en referencia a su parecido paisajista, pero creo que cada una de ellas tienen su propia personalidad que las diferencia.

El recorrido lo empezaremos como si viniéramos de Gerona con dirección a la Bisbal d’Empodà, por la carretera C- 66. Después de pasar por el pueblo Flaçà, a unos dos kilómetros encontraremos una indicación a la derecha para ir a los pueblos de La Pera y Púbol. La Pera está prácticamente a un kilómetro de este cruce.

 La Pera 

Iglesia de Sant Isidor – 7790

Iglesia de Sant Isidor – 7793

Calle de La Pera – 7792

Casa de La Pera – 7798

Calle de La Pera – 7797

Este es el núcleo más grande de los que forman el municipio de La Pera, Púbol, Pedrinya y el barrio de Riuràs. El pueblo está situado en la zona más baja de una colina, en el que encaramado en el punto más alto se encuentra la iglesia de Sant Isidor que se empezó a construir a finales del siglo XVI, terminando su construcción a lo largo del siglo XVII. La Iglesia es estilo gótica renacentista, con un interior y un campanario también gótico. La iglesia y su fachada fueron reconstruidas después de la guerra civil española.

El pueblo lo componen diferentes calles muy estrechas y empedradas que suben a lo alto de la colina. donde se encuentra la iglesia y la plaza mayor. Un pueblo encantador que bien vale la pena realizar una visita. 

 Púbol 

Entrada núcleo histórico de Púbol -7789

Castillo de Púbol – 7779

Calle de Púbol – 7782

Plaza de Púbol – 7785

Plaza de Púbol – 7786

A un kilómetro de La Pera, se encuentra el núcleo y el castillo de Púbol, en el que es famoso porque el pintor Salvador Dalí, en el año 1969, después de fallarle la compra del castillo de Fuixà, le compró el castillo de Púbol. Las primeras referencias que se tienen de este castillo datan del siglo XI, en el que era una fortificación gótica-renacentista. Este castillo ha sufrido muchas transformaciones sobre todo en los siglos XIV y XV, época de un gran esplendor de los varones de Púbol.

Salvador Dalí, cuando compro el castillo estaba en muy mal estado, para adaptarlo a sus preferencias lo restauró y lo rehabilitó, convirtiendo su interior y el jardín en su puro estilo daliniano para regalárselo a Gala. En año 1982, Gala murió y fue enterrada en un mausoleo que Dalí, habilitó en mismo castillo. En el año 1984, el castillo sufrió un incendio, en el que propio Dalí sufrió diversas quemaduras, en el que se perdieron también algunas zonas del castillo. Actualmente está convertido en una casa-museo, que se puede visitar.

Nosotros lo visitamos y creo que vale la pena hacerlo. No publico imágenes, ni el recorrido de la visita ya que la Fundación Dalí, cobra derechos de imagen por publicarlo y siempre bajo su beneplácito consentimiento. Encontraréis más información en la web de: Fundación Dalí

El núcleo de Púbol adherido al castillo, presenta rincones interesantes de estilo medieval, destacando la plaza y la iglesia. En el núcleo se encuentran restos de lo que fue un recinto fortificado.

Volviendo otra vez a La Pera, encontraremos un cruce que nos llevara a Madremanya, que está a unos cinco kilómetros de la Pera. La carretera es estrecha pero muy pintoresca.

 Madremanya 

Portal de Sant Esteve – 779

Madremanya – 7814 

Rincón de Madremanya – 7810

Plaza de Madremanya – 7809

Rincón de Madremanya 

Este pueblo no pertenece a la comarca del Baix Empordà, pertenece a la comarca del Gironès. Lo incluyo en este reporte, dado que está justo en la frontera de estas dos comarcas, nos viene de paso y tiene un núcleo histórico que creo que vale mucho la pena conocer.

Como en la mayoría de pueblos de esta zona, el núcleo histórico se encuentra encima de una colina presidido por una iglesia y un núcleo urbano amurallado. Cuando traspasas el portal de la calle Sant Esteve, entras en el casco antiguo, en él que se encuentran casas que son del siglo XVII y XVIII, según indican en sus inscripciones encima del portal. Las calles están empedradas y son muy estrechas, algunas con escalones, que hace que nos encontremos con rincones preciosos que nos transportan a la época medieval.

Encima de la colina se encuentra la iglesia de Sant Esteve de Madremanya, que fue construida a principios del siglo XIV, la estructura es de una nave presidida por un ábside semicircular y dos capillas laterales, construidos a principios del siglo XVI. El estilo de construcción de la iglesia es románico y en el exterior se aprecian unos muros fortificados que rodean todo el perímetro de la iglesia.

Después de pasar un buen rato agradable recorriendo los rincones entrañables de este pueblo medieval, seguimos el camino con dirección a Monells que se encuentra a muy pocos kilómetros de esta localidad.

 Monells 

Plaza Jaume I el Conqueridor – 782

Plaza de San Sebastián – 3151

Rincón de Monells – 7816

Rincón de Monells – 7832

Rincón de Monells

El núcleo de Monells creció alrededor de un castillo, como muchos otros pueblos de esta zona. Actualmente del castillo solo queda en pie algunos tramos amurallados y alguna torre. El pueblo está dividido por un riachuelo, el Rissec, que separa dos barrios, el del Castillo y el de la riera donde se encuentra la plaza San Jaume I, que es el centro histórico medieval.

Esta plaza tiene el nombre de Jaume I el Conqueridor, en honor de éste, el motivo es que instaló un sistema para poder pesar el grano, que juntamente con la de Gerona, servía de referencia para toda la zona del obispado de Gerona. La plaza esta porticada y en su época, fue un gran centro donde se realizaba un mercado de ganado y de cereales en la época medieval. También actualmente se ha hecho famosa, porque en ella se rodó la película: Ocho apellidos catalanes. El núcleo histórico es pequeño, pero está muy bien conservado. Monells forma parte desde el 1974 de un solo municipio, juntamente con Cruïllas y Sant Sadurni de l’Heura.

 Cruïlles

Torre de Cruíllas – 7620

Rincón de Cruïllas – 7627

Rincón de Cruïllas – 7618

Rincón de Cruïllas – 7617

En el núcleo medieval de Cruïlles destaca una gran torre circular de 20 metros de altura que está situada en medio de la plaza del mismo nombre. Desde el alto de la torre se distingue el viejo recinto amurallado, que conserva muchos tramos de su perímetro que están en buen estado, con alguna torre de planta cuadrada. El elemento mejor conservado es la torre del homenaje circular, que fue construida a mediados del siglo XI, que unía la fortaleza por los lados del mediodía y de levante.

Otro monumento histórico de Cruïllas es el Monastir de Sant Miquel de Cruïllas, que está situado encima de una colina a un kilómetro del pueblo de Cruïllas en dirección a Monells. Es un monasterio benedictino construido el siglo XI, en el que dependía en aquella época del monasterio piamontés de San Michele della Chiusa. La iglesia es de tres naves, un crucero y tres ábsides con decoraciones lombardas. En su interior se conservan restos de pinturas románicas de gran valor. No pudimos visitarlo, dado que para ello se tienen de concertar visitas guiadas en unas fechas determinadas.

Dejo esta primera parte del reporte, para continuar en la segunda parte con los núcleos históricos de Vulpellac, Palau Sator, Ullestret y el poblado ibérico de Ullestret.

Compartir 
Ver anterior Ver siguiente