Peratallada, uno de los pueblos más bonitos de Catalunya

Catalunya - Esp. - Comentarios -

Un recorrido por uno de los conjuntos históricos mejor conservados de Catalunya que está declarado conjunto histórico-artístico y bien de interés nacional.


Este artículo, forma parte de uno de los tres artículos dedicados a la visita que realizamos en el puente de Todos los Santos, a la zona interior de la comarca del Baix Empordà. El objetivo era disfrutar del precioso paisaje que ofrece esta comarca en otoño y al mismo tiempo visitar la gran cantidad de pueblos medievales que se encuentran en esta zona, todos ellos muy bien conservados y de gran interés histórico cultural. La zona de la Bisbal d’Empurdà ofrece una gran oferta de casas rurales, comercios artesanales y restaurantes con una esplendida y amplia gastronomía, que hacen que pasar unos días en esta zona sea un verdadero placer.

Empezamos el recorrido por uno de los pueblos medievales mejor conservados de Catalunya.

 Recorrido por el núcleo histórico 

Plaza mayor

Les Voltes, Peratallada – 7645

Carrer Hospital – 7663

Isla de Cullero – 7360

Carrer de Peratallada – 7676

C/ d’en Vas de Peratallada – 7683

Está declarado conjunto histórico-artístico y bien de interés nacional, en el que está considerado uno de los núcleos más importantes de Catalunya, en referencia a la arquitectura medieval. Peratallada está situado encima de una colina, entre las estribaciones de las Gabarras y el llano del Baix Empordà. En la parte superior del núcleo histórico destaca el castillo, que según documentos existía en el año 1065, pero según parece anteriormente existía ya una fortaleza. El castillo está construido encima de un pedestal de la roca arenosa, que fue cortado artificialmente para darle verticalidad. El montículo rocoso se eleva 4 o 5 metros sobre el terreno circundante, donde conjuntamente el castillo, la torre del Homenatge y el palacio que está orientado a levante, dan a la plaza del castillo.

Los sectores menos deteriorados de las murallas se pueden ver en la zona norte y el oeste del núcleo histórico. Lo que destaca del núcleo histórico son las cinco torres:

  • La Torre del Homenatge, es el elemento más visible del núcleo histórico. Está situado en el centro del recinto amurallado del castillo. La forma de la torre es rectangular y en su parte superior presenta las almenas típicas de las fortificaciones.
  • La Torre Oeste, es una torre cuadrada, destaca en su interior porque tiene unos arcos que están al descubierto. Conserva en la parte superior alguna almena.
  • Torre de las Horas, se llama así porque contiene el reloj del pueblo. Su forma es cuadrada y en su interior contiene un gran arco.
  • La Torre de Planta Circular, situada en una de las entradas del pueblo.
  • La Torre Norte, de forma cuadrada, se levanta sobre los fundamentos cortados de los fosos de la muralla. La torre se mantiene a unos 10 metros de altura. Se pueden observar saeteras que tenían una función defensiva

Los fosos de la muralla son los que mejor se conservan y se pueden observar desde el puente de la Mare de Déu, donde podemos acceder a un portal que contenía una torre de forma cuadrada. El portal está muy bien conservado, lo forman dos arcadas de arcos de punto redondo. En su parte superior existe una cavidad que seguramente se alojaba una imagen de la virgen.

El núcleo del pueblo lo conforman una serie de callejuelas, que han sabido mantener su carácter rural y medieval, que están muy bien decoradas con plantas, forman unos rincones de una belleza espectacular con sus arcos y construcciones medievales.

Destaca la plaza de Les Voltes (plaza de los porches), en la que antiguamente también estaba porticada sus lados norte y este, y posiblemente el lado meridional. Los arcos de la parte norte son los únicos que se conservan. En las calles y plazas del núcleo del pueblo podemos encontrar una buena cantidad de restaurantes, bares y comercios de venta de artesanía y cerámica, típica del Baix Empordà.

Fuera del núcleo histórico, delante del puente de la Mare de Déu, se encuentra la Iglesia de Sant Esteve de Peratallada, es un imponente templo románico de dos naves, se aprecia en el portal el arco de medio punto adovelado. El campanario está integrado en la fachada principal de la iglesia.

La visita a Peretallada, ha sido un gran placer ya que aparte de hacer cultura, fotogénicamente es un pueblo en el que te pierdes, ya que harías fotografías a cada rincón donde tu vista descubre.

Compartir 
Ver anterior Ver siguiente