Ruta por las penínsulas del condado de Kerry

Irlanda - Comentarios -

Una de las costas más espectaculares de Irlanda por sus preciosos paisajes verdes, con unas vistas y rincones que nunca vas a olvidar.


Siguiendo el recorrido de la visita a Irlanda, empalmando con la costa del condado de Cork, hoy nos toca explicar las experiencias vividas en la visita a la costa del condado de Kerry, que la forman tres penínsulas: la de Beara, la de Iveragh, conocida turísticamente por Ring of Kerry, y la de Dingle. También la vista al Parque Nacional de Killarney. Para realizar todo esto nos alojamos en le B&B Killarney Inn, en Killarney, por cierto, un lugar encantador que recomiendo, ya que nos encontramos una pareja de andaluces que gestionan el hotel que nos trataron de fábula.

La verdad es que para ver bien y con tranquilidad todo lo que nos habíamos propuesto, nos faltó un día, ya que la cantidad de rincones espectaculares que tiene esta costa oeste de Irlanda y el Parque Nacional de Killarney, vale pena dedicarle tres días como mínimo. Dicho esto os detallo lo que visitamos.

 Peninsulade Beara - "Ring of Beara" 

Punta de Inchinaleega – 5821

Durssey Islands

Punta de Inchinaleega – 5823

La visita a esta península la realizamos la tarde que visitamos Mizen Head Signal Station, ya publicado en otro artículo del viaje, aprovechando el trayecto para ir a dormir en Killarney, dado que nos habían dicho que valía pena hacer el recorrido y sobre todo acceder a Durssey Islands. Realizamos la ruta costera por la parte sur de la península desde Glengarriff, pasando por Adrigole, Castletown-Bearhaven, hasta la punta de Inchinaleega, donde a través de un teleférico se puede acceder a Durssey Islands. No pudimos acceder a la Isla, debido a que el teleférico estaba estropeado. La verdad es que al ver el teleférico no sé si estuvimos de suerte, ya que cuando lo vimos no sé si nos hubiéramos atrevido a subir a él, ya que es un teleférico muy viejo y sus sistemas de seguridad parecen bastante dudosos, el viento lo balanceaba muchísimo, o sea, que nos quedamos sin poder visitar Durssey Islands.

Seguimos la ruta costera por la zona norte, pasando por Allihies, Lauragh hasta Kenmare, que es el punto donde empieza la típica ruta “Ring of Beara”, en total es un recorrido de 148 kilómetros, todos por una carretera muy estrecha, con pueblos muy pequeños, con poco tránsito y sobre todo muy pintoresca.

El paisaje de la península de Beara, es un paisaje muy desértico en el que siguiendo la carretera costera, vas realizando subidas y bajadas en medio de terrenos rocosos y prados verdes con muchas ovejas pasturando, los prados llegan hasta el mar. Realmente es un paisaje curioso ya que prácticamente no existen los arboles, supongo porque es una zona muy castigada por el viento.

Me hubiera gustado poderla hacer con más tiempo y tranquilidad, pero teníamos que llegar antes de las nueve de la noche a Killarney si queríamos cenar, dado que los restaurantes cierran pronto, y también el hambre y el cansancio nos apretaba mucho, después de una jornada con muchos kilómetros de coche. Llegamos justo antes de las nueve de la noche al B&B Kilarney Inn, por suerte la pareja de andaluces nos indicó una cafetería-restaurante muy cerca, que cerraban a las once o doce de la noche, donde cenamos muy bien y a un precio aceptable, tan bien que volvimos al día siguiente a cenar.

 Peninsula de Iveragh - "Ring of Kerry" 

Mirador de las Ladies – 5826

Vista rio Sneem – 5838

Playa de Daniel O’Connell – 5860

Al día siguiente, después del copioso desayuno irlandés que nos ofrecieron en el B&B Kilarney Inn, nos encaminamos para realizar la ruta turística más conocida y concurrida de Irlanda. Según nos contaron, en la época de máxima afluencia turística se forman unas colas considerables en este recorrido costero de esta península. Por suerte a finales de mayo la afluencia turística en Irlanda es baja, o sea, que pudimos ver esta ruta en las mejores condiciones de buen tiempo y de poco turismo.

Salimos de Killarney en dirección a Kenmare, donde empieza la ruta del Ring of Kerry. El primer punto que nos paramos fue el mirador de las Ladies, a pocos kilómetros de Killarney, donde se puede ver una estupenda panorámica de los lagos de Kerry que forman parte del Parque Nacional de Kilarney, vale la pena parar y disfrutar de este espectacular paisaje. Siguiendo la ruta paramos en Sneem, un pueblo turístico donde en la misma carretera que lo cruza se encuentran una buena cantidad de restaurantes, bares y tiendas de regalos. En este pueblo es interesante parar, no solamente por la oferta turística, sino también por el curioso Jardín de las Pirámides. Está situado justo al lado del rio y el puente que cruza el rio, en el que se puede observar unas espectaculares vistas, del rio y las montañas, donde empieza la desembocadura de este rio Sneem al océano Atlántico.

Seguimos la ruta hasta Castlecove, a partir de este punto nos desviamos a la derecha unos 4 o 5 km, por una carretera súper estrecha, para visitar Staigue Stone Fort que es un emplazamiento defensivo, que se calcula que se construyó en la Edad del Hierro, probablemente unos 300 a 400 años AC, está situado en el alto de una colina, donde se abre un valle en el que se divisa el mar. Es una fortaleza redonda de unos 30 metros de diámetro, cuyos muros tienen un grosor de hasta 4 metros y su altura alcanza los 6 metros. Los muros están construidos de piedras, una encima de otra sin ningún elemento que las una entre ellas. En el grosor de los muros existen pequeñas estancias o habitaciones donde se cobijaban. Esta fortaleza es la mejor conservada de Irlanda de aquella época y su construcción todo una proeza de la ingeniería, si pensamos en la época en que fue construida.

Regresamos a la ruta del Ring of Kerry, por la misma carretera súper estrecha, hasta Caherdaniel, donde se encuentra un desvió a Derrynane, para visitar la casa de Daniel O’Connell, un político estadista, muy apreciado en Irlanda. Actualmente la casa es un museo, que no lo visitamos, ya que pensamos que seguramente el contenido solamente les puede interesar a los Irlandeses. El que si visitamos es el jardín y la playa que se accede desde la misma finca, donde se puede ver unas de las mejores panorámicas de la costa del Ring of Kerry.

Después de esta visita, regresamos a la N70, ruta del Ring of Kerry, dirección Waterville. En este tramo hasta Waterville, el trazado de la carretera se enfila por unas colinas en el que se encuentran unos miradores donde se pueden ver y fotografiar unas panorámicas de esta espectacular costa. Waterville es el pueblo más turístico de la ruta, donde existe un balneario en el que Charles Chaplin pasaba unas temporadas en verano.

A partir de Waterville, la ruta del Ring of Kerry, sigue hasta alcanzar la costa norte de la península de Iveragh, encontrando los pueblos de Caherciveen, Dooks y Killorglin donde se encuentra el enlace a la N72, hasta Killarney. En este recorrido del Ring of Kerry va siguiendo la costa norte, en el que se encuentran miradores, pueblos de pescadores y rincones paisajísticos espectaculares. Vale la pena ir parando para apreciarlos con toda su inmensidad.

 Parque Nacional de Killarney 

Lago Muckross Estate – 5917

Mansión del Muckross Estate – 5927

Lago Muckross Estate – 5917

Al día siguiente después de desayunar y de despedirnos de la pareja de andaluces del B&B Killarney Inn, dado que la siguiente noche teníamos pensado pasarla en Galway. Nos pusimos en marcha muy pronto para visitar todo lo que pudiéramos del Parque Nacional de Killarney, ya que también queríamos visitar de camino a Galway, la península Dingle y esto representan muchos kilómetros de coche.

El Parque Nacional de Killarney, lo atraviesa N71 con dirección a Kenmare y tiene una extensión aproximada de 100 km2. Lo primero que visitamos fue la cascada que tiene un salto de agua de más de 18 metros de caída, esta es una zona boscosa muy espectacular. Accedimos a la cascada desde la carretera N71, que caminando unos pocos metros desde el aparcamiento. estas ya en su parte baja. Desde allí hicimos una pequeña excursión que nos llevo a lo alto de la cascada. Desde allí pudimos ver unas preciosas panorámicas de los lagos. Descendimos por el mismo sitio que habíamos subido, volviendo a la parte baja de la cascada, desde allí cruzando la carretera N71, puedes llegar al borde del lago. Un paraje precioso, que con el buen día que hacía yo diría espectacular.

A continuación, visitamos Muckross Estate, que es una mansión construida en 1843, de estilo isabelino, que se construyó para Henry Herbert, parlamentario electo por el distrito de Kerry. Finalmente, después de pasar a manos de diferentes propietarios, lo adquirió el Estado de Irlanda, junto con las más de 4400 hectáreas que tiene la propiedad. Actualmente es un museo que se puede visitar. Nosotros no lo visitamos, solo visitamos los jardines que son realmente espectaculares. No tuvimos mucho más tiempo y no quedamos con las ganas de visitar la Muckross Abbey y otros lugares preciosos que tiene este precioso parque nacional.

 Peninsula de Dingle - "Ring of Dingle" 

Puerto de Dingle – 594

Vista del cabo de Stea Head – 594

Vista del cabo de Stea Head -5952

La península de Dingle es la más deshabitada, pero no deja de ser tanto o más espectacular que las otras. La lástima es que no dispusiéramos de mucho tiempo para ver todos los rincones que ves a cada vuelta de la esquina, hicimos un recorrido rápido, parando en Dingle para comer alguna cosa y visitar el puerto. Este pueblo vive de la pesca y del turismo en verano, pero no tiene demasiado por ver. El que si fuimos es hasta la punta de la península en Coumeenoole y el cabo de Stea Head, donde existe un mirador privilegiado sobre las Blasket Islands, que están deshabitadas.

Compartir 
Ver anterior Ver siguiente