Paraje de Tudela en el parque natural del Cap de Creus

Catalunya - Esp. - Comentarios -

Un espectacular paraje que no deja indiferente a nadie, estoy seguro de que os sorprenderá y que pondrá vuestra imaginación a trabajar, ya que descubriréis muchas rocas con formas de animales y de aquello que seáis capaces de imaginar.


La visita al Paratge del Pla de Tudela, ha sido para mí una experiencia muy enriquecedora en todos los aspectos visuales, fotográficos, culturales y de conocimiento de paisajes inhóspitos, donde la naturaleza está muy bien protegida y preservada. Esto no siempre ha estado así, como veremos más adelante.

El paraje forma parte de la zona protegida del Parc Natural de Cap de Creus, situado en la parte norte del cabo. Se accede a este paraje a través de la carretera de Cadaqués a Cap de Creus la Gi-614 a unos cinco kilómetros desde Cadaqués. El paraje dispone de un aparcamiento para vehículos y autocares que está abierto los sábados y domingos de las 10:00 h a las 16:00h de abril a final de octubre, en verano supongo que está abierto todos los días. En el caso de visitarlo en días entre semana, como yo lo visite, recomiendo aparcar el coche en el aparcamiento del Faro de Cap de Creus, situado a 2 km o en el aparcamiento de Ses Portes a 300 metros, si está abierto, el día que yo lo visite estaba cerrado. Lo que no recomiendo es aparcar el coche en el mismo acceso al paraje, ya que todos los coches que ocupaban este acceso que está prohibido aparcar, fueron multados con una multa de 100,00 €. Yo estuve a punto de dejarlo allí, pero ya no cabía ningún coche más. Por suerte encontré a unos 250 metros un sitio, de los poquísimos que quedan, donde poder dejar el coche que no molestaba a los que circulaban por la carretera Gi-614.

En todo el recorrido de esta carretera se han puesto pedruscos grandes en los lugares donde se puede dejar o aparcar un coche. Lo que yo no entiendo, es porque no dejan el acceso al aparcamiento del Pla de Tudela de manera gratuita, los días que no son festivos, como en la mayoría de parques naturales europeos. Supongo que será que es más rentable que los Agentes Forestales se dediquen a poner multas a los visitantes.

 Recorrido por el paraje 

Vista desde mirador – 7401

Vista desde el camino – 7327

Mirador del Pla de Tudela – 7404

Isla de Cullero – 7360

Cala Cullero – 7363

Cala Culip – 7371

Este paraje desde 1962 hasta el 2004, estaba ocupado por el Club Med (Mediterranee), en el que construyeron una ciudad de vacaciones que ocupaba 4,5 hectáreas con una capacidad de 1.200 turistas. El impacto medioambiental que produjeron a este paraje durante 38 años fue muy importante. En 1998 por fin se declaró la zona del Cap de Creus parque natural protegido, el que hizo que poco a poco el Club Med, empezara a tener perdidas, hasta que en 2004 decidió cerrar las instalaciones y vendió la propiedad al Ministerio de Medio Ambiente. En el 2009 empezaron las obras de derribo de la urbanización del Club Med y de restauración del ecosistema con la abolición de la flora exótica que invadía la zona introducida por el Club Med, por plantas autóctonas de la zona del Cap de Creus. Realmente se izó un gran trabajo ya que el paraje actualmente muestra una belleza y un ecosistema impresionante.

La ruta por el paraje empieza desde el aparcamiento y tiene un recorrido de 2 km que discurre en un camino amplio asfaltado, todo el recorrido se puede realizar con silla de ruedas para discapacitados. Bajando del aparcamiento nos encontramos tres columnas de acero corten. Una de ellas lleva una inscripción de una cita de Salvador Dalí, que traducida al castellano dice: “Esta parte comprendida entre el Camello y el Águila, que tú conoces y amas tanto como yo mismo es y debe de continuar siendo para siempre geología pura, sin nada que pueda deformarlo; de ello hago cuestión de principio. Es un paraje mitológico que ha sido creado para dioses más que para hombres y es necesario que continúe tal y como está”

A la derecha de estas columnas, nos encontramos un camino que conduce al mirador de la roca que se parece a un camello con su cabeza y sus jorobas, el mirador se llama “Es camell”. Siguiendo la ruta principal, seguidamente encontramos el camino que nos conduce al mirador del Pla de Tudela, con dos grandes cubos de acero que quieren simbolizar que este paraje fue ocupado durante 38 años por una urbanización turística construida y explotada por el Club Med. Volviendo y siguiendo al camino principal, accedemos al Mirador de la Gran Sala, que lo presiden unos siete paneles construidos de piedra con unos plafones de acero, donde hay información sobre ocupación del Club Med, los procesos de rehabilitación que se realizaron para devolver al paraje a su estado natural en que lo vemos ahora. También información sobre la flora y la fauna que pueblan el paraje. Una información que vale la pena leer.

Retomando el camino principal y siguiendo su itinerario, llegamos a un sendero que nos lleva al mirador de la isla de Portaló, aquí podemos divisar una vista de la isla o islote. Siguiendo el camino principal, unos metros más abajo esta el sendero del mirador de Pamperris, desde este mirador podemos ver unas espectaculares panorámicas de todo el paraje, con vistas al mar, divisando la isla de Portaló, la isla de Culleró, y al fondo el faro de Cap de Creus.

A partir de aquí tenemos que volver al camino principal en que seguiremos su itinerario hasta llegar al embarcadero de la Cala Culip. A través de este itinerario espectacular, lo primero que nos vamos a encontrar es la roca S’Àgila que preside el paraje de Tudela, siguiendo el itinerario podemos observar la vegetación de la zona y las diferentes rocas que rodean el camino en el que podemos poner nuestra imaginación a trabajar. Una de estas rocas que veremos en que seguramente todos estamos de acuerdo es la que se parece a un conejo. Observando las vistas al mar nos encontraremos con el Rec de Francarlos y más adelante la Cala Cullero y la imponente isla del mismo nombre.

Finalmente, llegamos al mirador de la Cala Culip en que podemos ver una preciosa vista de esta cala con el Faro de Cap de Creus al fondo. Desde el mirador podemos bajar hasta el embarcadero de Cala Culip. De vuelta tenemos que seguir el itinerario que ya hemos realizado hasta el aparcamiento o la valla de acceso al Pla de Tudela.

Compartir 
Ver anterior Ver siguiente