Un recorrido por la cocina y los paisajes de los genios

Catalunya - Esp. - Comentarios -

Dos días recorriendo la Costa Dorada y las Terres de l’Ebre siguiendo los pasos de cuatro grandes genios de las artes: Joan Miro, Pau Casals, Antoni Gaudí y Pablo Picasso, donde encontraron la inspiración de algunas de sus obras.

A finales del mes de enero fui invitado como miembro de Barcelona Travel Bloggers a un presstrip para conocer y valorar la nueva oferta turística que han desarrollado conjuntamente las entidades turísticas de la Costa Daurada y Terres de l’Ebre, bajo el título de “El Paisatge dels Genis”, la cual vincula la gastronomía, el paisaje y los grandes artistas o genios de prestigio mundial que nacieron o estuvieron hospedados un largo periodo en estas tierras.

La propuesta turística consistía en visitar los municipios del Vendrell y Reus donde nacieron respectivamente Pau Casals y Antoni Gaudí y los municipios de Mont-roig y Horta de Sant Joan donde estuvieron hospedados largas temporadas Joan Miró y Pablo Picasso respectivamente. La propuesta descubre la vinculación de cada uno de los genios con su localidad, las influencias e inspiraciones que tuvieron para su obra y de las vivencias que adquirieron en los largos periodos que pasaron en estas localidades y de los paisajes de la zona.​

 Muestra gastronómica "La Cuina dels Genis" 

Clausura del III Congrés Català de la Cuina

Muestra gastronómica, Sala Pau Casals

Muestra gastronómica, Sala Joan Miró

Empezamos el presstrip en el Hotel Raval de la Mar en Vila-seca, donde nos hospedamos por una noche todos los participantes del mismo. Después de las presentaciones correspondientes fuimos andando hasta el Castell de Vila-seca donde se realizaba la clausura del III Congrés Català de la Cuina y la presentación de “La Cuina dels Genis”.

Empezó el acto con los parlamentos de la organización y de las autoridades los cuales cerraron el congreso y presentaron la ruta de la cocina y los paisajes de los genios. Seguidamente nos ofrecieron participar en una experiencia gastronómica separándonos en cuatro grupos, de una veintena cada uno entre periodistas, bloggers y otros, los cuales cada grupo, fue conducido a una de las cuatro salas que tenían decoradas con el ambiente y muestras de las obras de cada uno de los genios: Gaudí. Miró, Casals y Picasso.

La experiencia consistía en recorrer las cuatro salas, en la que nos sirvieron en cada una de ellas, una muestra gastronómica de un primer plato, un segundo plato y un postre, acompañado por vino de la tierra. Cada plato estaba elaborado por uno de los restaurantes de la localidad del genio representado en cada una de las salas.

La experiencia fue original, pero según mi opinión para la cantidad de gente que éramos en cada grupo, los cocineros, camareros, músicos…, la decoración y el mobiliario que ocupaban un buena parte del espacio, las salas eran demasiado pequeñas, lo cual hacia que fuera incomodo para todos. También cabe destacar el hecho de repetir en cada una de las salas, una muestra de primer plato, segundo plato y postre, fue una manera muy poco digestiva y poco aconsejable dietéticamente. Creo que faltó por parte de la organización él no tener en cuenta a los comensales en esta experiencia.

 Visita a la Masía Miro - Mont-roig 

Vista de la Masía de Joan Miró

Taller de Joan Miró

Taller de Joan Miró

Después del desayuno que nos ofrecieron en el Hotel de la Mar en Vila-seca, subimos al autobús destinado para el presstrip que nos llevó a la Masía Miró en Mont-roig del Camp, donde Joan Miró pasó grandes periodos de su vida sobre todo en su juventud cuando empezó su carrera artística.

En el año 1911, Joan Miró después de superar una enfermedad sé instalo una temporada en la Masía familiar donde entusiasmado por su pasión por la pintura sé enamoro del paisaje y la actividad rural de la zona, la cual durante toda su vida estuvo siempre presente en sus obras. En la primera etapa pictórica de estilo figurativo, está llena de obras que evocan a la Masía, la población de Mont-roig, la playa, el paraje de la Roca y todo el entorno rural de la zona. Su obra pictórica más destacada de aquella época es “La Masía” considerada un inventario de todo aquello que Miró admiraba del campo. Este cuadro está depositado en la National Gallery of Art. Washington D.C.

Después de visionar un pequeño documental en el cual explica la relación de Joan Miró con Mont-roig y la Masía familiar, pasamos a visitar el jardín donde se encuentra la glorieta, donde Miró utilizaba para pintar. Seguidamente visitamos el taller que fue construido en 1948, el cual Miró lo diseño para poder trabajar según sus necesidades, con muchas ventanas para que tuviera la sensación de que trabajaba en medio de la naturaleza que él tanto admiraba.

No pudimos visitar el interior de la Masía donde se exhiben normalmente varias de las salas, el comedor y la habitación de cuando era joven, debido a que estaban realizando obras de rehabilitación. Creo que es una visita muy ilustrativa que vale la pena conocer ya que explica las raíces y las inspiraciones para comprender mejor la obra de este gran genio.

 Olis Solé 

Museo de Olis Solé

Producción de Olis Solé

Cata de aceites Solé

Siguiendo la ruta marcada, después de la visita a La Masía Miró, realizamos una visita a la empresa familiar de Olis Solé de Mont-roig, fundada en el 1824, la cual la han sucedido cinco generaciones elaborando aceite de alta calidad. Una empresa muy arraigada a Mont-roig y a los olivos que se cultivan en la zona, en la cual han obtenido muchos premios por su calidad.

En la visita que nos acompañó Judit una de los componentes de la joven generación de Olis Solé, nos explicó los tipos de aceite Arbequina que ellos producían y los procesos de embotellado. Seguidamente pasamos a hacer una cata que nos habían preparado sobre las diferentes variedades en la que pudimos aprender a distinguirlos y saberlos valorar. Por último visitamos el museo Solé, donde se muestran distintas herramientas y utensilios de diferentes épocas que la familia Solé utilizó para producir aceite, destacando una antigua prensa del año 1906 y unos depósitos subterráneos en el que los bisabuelos de esta última generación conservaban el aceite y el vino familiar.

 Ermita de la Mare de Déu de la Roca y Sant Ramón 

Ermita de Mare de Déu de la Roca

Ermita de Sant Ramón

Vista desde el Santuario de Mare de Déu de La Roca

Siguiendo la ruta de los genios, el autobús nos llevó a visitar uno de los parajes emblemáticos de Mont-roig y por el propio Joan Miró, la ermita de La Maré de Déu de la Roca y la de Sant Ramón de Penyafort, situada en la cumbre de la montaña roja y la de Sant Ramón en una roca muy erosionada a unos 290 metros sobre el nivel del mar, al oeste de la Vila de Mont-roig.

El santuario está compuesto por la ermita de La Mare de Déu en la falda de la cumbre, que está orientada al oeste con una plaza porticada, con preciosas vistas al campo de Tarragona y la Reserva natural de Lleberia. El antiguo convento de las monjas que está incrustado en la montaña, actualmente rehabilitado como hostal-restaurante. Por encima de este edificio se encuentra la ermita de Sant Ramón de Penyafort en una roca que esta erosionada por la base. El acceso a la misma es por un pasadizo que pasa por el antiguo cementerio de las monjas, que sube por una escalera tallada en la misma roca a la cima. La ermita es de formato cubico, pintada de blanco que servía de guía a los pescadores de la zona. El paraje y las vistas son espectaculares, vale la pena visitarlo.

Para reponer fuerzas comimos en el Hostal-Restaurante de la Ermita de la Mare de Déu, donde nos sirvieron una “Escudella” caldo con carne, una butifarra con patatas y alcachofas cocida a la brasa, de postre una crema Catalana. Un menú rural muy típico en Catalunya.

 Museo Pau Casals - Platja de Sant Salvador, Vendrell 

Casa museo Pau Casals

Piano del museo Pau Casals

Galería de la casa museo Pau Casals

Nuevamente en el autocar para seguir la ruta que nos llevó a la playa de Sant Salvador del Vendrell donde se encuentra el Museo Pau Casals. El museo está instalado en la antigua casa de veraneo de Pau Casals, que construyó en el año 1910 en la playa de Sant Salvador. En el año 1972 Pau Casals y su mujer Marta Montañez crearon la Fundación Pau Casals para preservar el patrimonio que tenía en la casa de la playa, en año 2001 después de unas profundas rehabilitaciones fue abierto al público como museo.

El museo presenta mediante videos, audios y fotografías la vida del músico Pau Casals, siguiendo su recorrido por las diferentes salas podemos ver el mobiliario de la antigua casa de veraneo, decorada con los cuadros e instrumentos que utilizaba el músico para componer sus obras, así como la sala de conciertos y la galería que da a la playa.

La visita al museo de Pau Casals es todo un recorrido por la vida y obra del genio, desde su infancia hasta su muerte, el cual dejó a la humanidad un gran legado que merece la pena conocer, dado que como músico fue extraordinario y a nivel personal, fue un gran luchador de las libertades de los pueblos y la paz mundial. Este es un museo que no te puedes perder si quieres profundizar en la vida de este genio.

 Xatonada en el Vendrell - Taller Gastronómico 

Ingredientes taller Xatonada

Habitación Meridien Ra Beach Hotel

Sala de la habitación del Meridien Ra Beach Hotel

Como última actividad de la jornada el autobús nos llevó al Vendrell donde nos esperaba Jordi Guillem, cocinero del Lo Mam en el Meridien Ra Beach Hotel y un gran defensor de los productos locales, para enseñarnos cómo se realizaba un buen Xató del Vendrell, que consiste en realizar una salsa con un mortero, mezclando almendras, avellanas, cebolla asada, ajos asados, tomate, aceite, bacalao, anchoas, atún y algún ingrediente de más que sirve para mezclar con una escarola.

Disfrutamos todos como niños realizando nuestro primer plato. A continuación nos sirvieron un segundo plato compuesto de carne y de postre un helado elaborado por el propio Jordi Guillem. Una merienda cena muy agradable y adecuada para reponer fuerzas.

Para terminar el autobús nos llevó al Hotel Meriden Ra, situado en la playa de Sant Salvador en el Vendrell, un hotel de súper lujo donde pasamos la noche.

 Horta de Sant Joan - Museo Picasso 

Vista de la montaña de Santa Barbará

Centro museo Picasso, Horta de Sant Joan

Plaza de la Iglesia, Horta de Sant Joan

Al día siguiente después de descansar en una habitación de lujo en el Hotel Meriden Ra con el sonido del oleaje del mar, tuvimos la gran suerte de ver una salida de sol espectacular desde la terraza de la habitación de la cual no me pude contener hasta bajar a la playa para plasmar la foto. Después de la foto, desayunamos en el hotel hasta que el autobús nos recogió para seguir la ruta hasta Horta de Sant Joan.

Después de 140 km y 1h 45m llegamos a la Horta de Sant Joan, una población que está enclavada en la zona del Parque Natural dels Ports que está rodeada de olivos. Un precioso pueblo con un núcleo histórico medieval muy interesante, sobre todo la plaza porticada de L’Esglesia y las calles adyacentes, con casas del siglo XVI. En la misma plaza se encuentra el Ayuntamiento, un edificio de estilo renacentista donde en la fachada luce un mural de Fernando VII en conmemoración a las cortes de Cadiz.

El principal atractivo turístico de Horta de Sant Joan es el Museo Centre Picasso, situado en un edificio renacentista de tres plantas en la calle Hospital, donde exhiben reproducciones de las obras que pinto Pablo Picasso con documentos y fotografías, en memoria de las dos largas temporadas que sé hospedo en este pueblo, en los años 1898-1899 y en el año 1909 en su época cubista. Una recopilación interesante la que presenta este centro que vale la pena conocer, ya que Picasso adquirió muchos vínculos con esta población.

Después de la visita al Centro Museo Picasso, participamos de una experiencia taller organizado por Identitat Extra Virgin Olive Oil que consistía en una mesa que nos habían preparado en la calle delante de su establecimiento, donde se puede ver una impresionante vista de la montaña de Santa Barbará con el monasterio de Sant Salvador a sus pies y un amplio valle de olivos. Nos propusieron pintar un cuadro de la vista mediante un papel e ingredientes que eran comestibles, un experiencia curiosa que todos participamos con más o menos arte, pero pocos se comieron su obra.

Seguidamente visitamos las instalaciones de esta empresa de aceite en la que hicimos una cata de sus aceites en la que nos realizaron todo tipo explicaciones de sus productos de alta calidad. Como continuación a la cata nos invitaron a degustar un plato típico que comían antiguamente la gente del campo en la zona de Horta de Sant Joan que se llama “Clotxa”, que consiste en un pan redondo en el que se corta una rebanada de la parte redonda y se vacía la miga, quedando solo la corteza. Una vez vacío se introducen tomates cocidos a la brasa, mezclado con migas, patatas, atún, pescado salado o anchoas, una vez relleno se alinea con aceite. Se come como si fuera un bocadillo, un plato original que vale pena conocer. Después de un postre y un café cogimos otra vez el autobús que no llevó a Reus.

 Reus - Gaudí Centre 

Maqueta de Gaudí - Centre, Reus

Gaudí Centre, Reus

Gaudí Centre, Reus

Disponiendo de poco tiempo, ya que a las 18,30 h teníamos que coger el AVE para volver a Barcelona, nos condujeron directos a visitar Gaudí Centre, un edificio que Reus ha construido en homenaje a la ciudad natal de Antoni Gaudí como el hijo predilecto más universal de la ciudad. El Centro es una clara interpretación de la vida y obra del genio en un espacio de aproximadamente 1200 m2, distribuido en tres plantas en el que compaginan las muestras audiovisuales de su vida y su obra con la exposición de maquetas, elementos y herramientas que Gaudí utilizó a lo largo de su vida. Un espacio que invita a los visitantes a poder tocar para experimentar con las formas arquitectónicas que el genio creo.

El Centro Gaudí está compuesto de tres plantas, en la 1ª está dedicada a Gaudí y el Modernismo, en la cual hace una introducción al patrimonio modernista de Reus y a Luís Domènech i Montaner uno de los arquitectos del modernismo, conjuntamente con la relación que tuvo Gaudí con el modernismo. En la 2ª planta profundiza en la obra de Gaudí en los misterios y aspectos inéditos de su arquitectura y la 3ª planta está dedicada al Gaudí como genio universal.

Para terminar la visita nos invitaron a saborear un vermut acompañado de avellanas, para despedir el presstrip.

Compartir 
Ver anterior Ver siguiente