Recorrido por la Alpujarra Granadina

Andalucía - Esp. - Comentarios -

Una visita de un día por una de las comarcas más interesantes de Andalucía, la cual contiene unos paisajes y unos pueblos que te van a sorprender por su gran belleza paisajista.


Otra de las excursiones que realizamos en nuestra estancia de 10 días en Torre del Mar en la provincia de Málaga, fue recorrer la Alpujarra Granadina, ya que nos quedaba relativamente cerca y no la conocíamos. Esta es una comarca que está situada en la cara sur de Sierra Nevada en la que se encuentran importantes cumbres, en la que destaca el Mulhacén con sus 3.476 metros de altura sobre el nivel del mar.

La Alpujarra Granadina es una zona muy montañosa en la que se accede mediante carreteras sinuosas y estrechas, donde pudimos disfrutar de unos espléndidos paisajes vírgenes, con majestuosos barrancos, impresionantes desfiladeros, montañas nevadas y valles verdes. Todo ello salpicado de pequeños pueblos de casas blancas, que están colgadas en la vertiente sur de Sierra Nevada.

Una de las cosas que más sorprende de esta zona es su pintoresca arquitectura bereber con sus casas encaladas y pintadas de color blanco. Normalmente son cuadradas de dos plantas con el tejado plano, típica construcción de las zonas donde no llueve mucho. Estos tejados que también sirven de terrazas o terrados como le llaman los alpujarreños, las utilizan también como secaderos. Están construidas con arcilla magnesiana que la impermeabilizan de la lluvia y el contorno está bordeado por un alero de pizarras planas. En medio del terrado, sobresalen las chimeneas que están cubiertas por una caperuza y una placa de pizarra con una piedra encima.

Todo este tipo de casas forman un entramado de casas escalonadas que se adaptan a las vertientes montañosas en la que están situados estos pueblos, con calles estrechas que contienen acequias centrales para canalizar el agua procedente de la montaña o de la lluvia. Algunas casas permanecen unidas a través del terrado superior por tinaos o soportales, que hacen que pasear por estas calles encuentres rincones espectaculares con esplendidos miradores a los valles y a las montañas inferiores y superiores.

El paisaje de la Alpujarra Granadina no deja indiferente a nadie, por ello poseen el reconocimiento de muchos escritores y poetas, y por ser una de las zonas más destacadas de España a ser candidata a conseguir el título de Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

La artesanía local es otra de las actividades que la diferencian y la personalizan. Destacan las jarapas que consiste en unos tejidos gruesos que se realizan a partir del reciclaje de ropa usada en la que convierten en jirones, para tejerla en los antiguos telares moriscos de la seda, para confeccionar jarapas, alfombras, tapices… Estos productos se encuentran en los diferentes comercios artesanos de los pueblos de la Alpujarra, contrastando su colorido con el blanco de las casas. También hay que destacar dentro de su artesanía la alfarería de estilo nazarí, los artículos de cuero, la madera, el esparto…

Esta es una comarca que para conocerla adecuadamente se precisan al menos de dos o tres días para recorrerla con tranquilidad, y saborear la idiosincrasia de cada pueblo y cada rincón que ofrece todo este paraje. Intentaré describir lo que visitamos en un día, seguramente es lo más conocido y más turístico, pero yo me fui con la sensación de que me faltaban aún grandes cosas por ver y conocer, como también la de conocer la Alpujarra Almeriense, espero volverla a visitar muy pronto para congraciar esta mala sensación.

 Tres pueblos del barranco de Poqueira 

Calle de Capileira – 2864

Callejuela de Pampaneira – 2854

Terrados de Pampaneira – 2846

Tal como ya he dicho un día es poco para conocer toda la Alpujarra Granadina, por ello fijamos los objetivos en la visita a los pueblos que se encuentran en el Barranco de Poqueira, que son los más típicos y conocidos: Pampaneira, Bubión y Capileira, por la tarde visitamos Trevélez. A lo largo del recorrido pasamos por varias poblaciones en las que hicimos paradas cortas y también paramos en distintos miradores que encontramos por la ruta para realizar fotografías del precioso paisaje que ofrece la Alpujarra.

Empezamos la ruta por Lanjarón donde hicimos una pequeña parada para visitar el centro de la población. Esta localidad es conocida por sus fuentes termales y por su agua de Lanjarón. Su principal atractivo es el Balneario de Lanjarón, que fue construido a principios del siglo XX. También hay que destacar el Castillo de Lanjarón, datado del siglo XIII en la época nazarí, aun que no se conservan demasiadas cosas de aquella época, sino de la época más cristiana del siglo XVI.

Seguimos la ruta hacia Órgiva, la cual dejamos de visitar, para seguir la carretera hacia Pampaneira. Paramos en primer lugar en la Cueva de Sortes que queda de paso en la misma carretera, en la que según se cuenta en los años 1924-1925 aquí vivía un gitano llamado “El Guagiras” que inspiró a Federico García Lorca a componer su gran poema “La casada infiel”.

Siguiendo la carretera, una vez pasado los pueblos de Soportújar y Carataunas, se encuentra al borde de la misma, dos curiosas ermitas pintadas de blanco dedicadas al Padre Eterno. La pequeña es una ermita nómada que ya había tenido otras ubicaciones en otros valles de la Alpujarra. Se ubicó en este lugar aproximadamente en el año 1930, cuando se construyó la carretera. La ermita-capilla más grande se construyó posteriormente para albergar al santo, las andas y la escultura del Padre Eterno.

Llegamos a Pampaneira en el que juntamente con Bubión y Capileira forman el llamado Conjunto histórico del barranco del rio Porqueira, siendo considerados unos de los pueblos más bonitos de España y el mejor tesoro y reclamo turístico que tiene la Alpujarra. Caminando por el entramado de sus calles pudimos admirar la peculiar arquitectura alpujarreña que ya he descrito anteriormente.

Capileira, está enclavado en el punto más alto del barranco al que aparte de los preciosos rincones urbanos se le suman sus preciosas y bonitas panorámicas. Desde esta población parten los senderos que conducen a los picos del Veleta y el Mulhacén las montañas más altas de la Península Ibérica.

Después de una visita minuciosa y tranquila visitando todos los rincones de cada unos de los tres pueblos del barranco de Porqueira y reponiendo las fuerzas en una de las muchas terrazas de bares que ofrecen sus mejores ofertas en tapas y jamón de Trevélez. Seguimos la ruta con destino a visitar Trevélez.

 Trevélez 

Trevélez 

Trevélez 

Panorámica de la Alpujarra Granadina – 2876

Desde Capileira a Trevélez hay unos veintitrés kilómetros por una carretera estrecha y sinuosa donde no deja de sorprenderte las impresionantes vistas que ofrece este recorrido por la zona alta de la Alpujarra.

Trevélez es la población más alta de España, está situada a 1.476 metros de altitud sobre el nivel del mar, situada en la ladera sur del Parque Nacional de Sierra Nevada. Su ubicación es la puerta entrada a numerosas excursiones a los picos de la Sierra Nevada. Entre ellos el pico del Mulhacén.

Pero no solamente es famosa por lo ya expuesto, sino también por sus jamones, ya que su ubicación hace que sea un sitio ideal para la curación de jamones. Según los entendidos en la materia, la altura y el clima de la ladera sur de Sierra Nevada hacen que el proceso de secado de los jamones sea perfecto para ello, proporcionándoles además un sabor especial que marca una gran diferencia. Por esta razón el pueblo está lleno de secaderos de jamones y prácticamente en todo el pueblo se respira a Jamón de Trevélez. Algunos secaderos de jamones se pueden visitar y existen muchos comercios dedicadas a su venta para los turistas.

Es interesante visitar la parte alta de la población en la que también se puede disfrutar de la preciosa arquitectura típica alpujarreña, de calles estrechas y empinadas de casas blancas y tejados planos.

Después de la visita a Trevélez, emprendimos el camino de vuelta por la ruta de Almegíjar, Torvícon y Los Tablones para coger la autovía A-44, para volver a Torre del Mar. En este recorrido también pudimos disfrutar de este maravilloso paisaje que es la Alpujarra Granadina.

Compartir 
Ver anterior Ver siguiente