Excursiones por Envalira, Grau Roig y la Vall d’Incles

Andorra - Comentarios -

Disfrutar de los paisajes de las altas montañas te hace sentir libre como un pájaro reduciéndote el estrés y pone en marcha todos tus sentidos para almacenar toda la belleza que ves.


Este reportaje forma parte de los tres o cuatro reportajes que vamos a publicar próximamente sobre una escapada de cuatro días que hicimos a Andorra, la primera semana de septiembre, aprovechando una gran oferta del hotel de cinco estrellas Ski Plaza de Canillo, que encontramos entre las muchas ofertas que nos llegan a nuestros correos electrónicos.

La oferta era de tres noches a media pensión, desayuno y cena, más una entrada para cada uno para acceder a la Vall d’Incles con autobús eléctrico, una entrada para visitar el Palacio de deportes de Canillo, una entrada para subir y bajar en el funicular de Granvalira desde Canillo y una entrada para visitar Naturlandia. Todo ello por 146 € cada uno, un verdadero chollo que valía la pena aprovechar. Esta es una de las muchas gangas que existen las semanas de temporada baja de turismo, en muchas zonas. El hotel fue perfecto, ya que está muy bien situado y posee unas instalaciones y unos servicios muy buenos, pero el que si hay de destacar es la comida que nos ofrecieron, que fue excelente.

Andorra, desde finales de la primavera a mediados de otoño ofrece una gran cantidad de excursiones y rutas de senderismo de alta montaña, que vale la pena conocer por su gran belleza paisajística, entre las otras ofertas turísticas que posee. Así que aprovechamos esta ocasión para redescubrir este precioso país que hacia un motón de años que no lo habíamos visitado, la verdad es que nos ha cautivado.

En este primer reportaje hablaremos de las excursiones que hicimos por el norte de Andorra, y también de las que se pueden realizar en esta zona, pensando en aquellas personas que no están muy habituadas a realizar senderismos de dificultad media o alta.

 Envalira - Pic Blanc - Antiguas antenas de Sub Radio 

Niebla en las montañas, Envalira – 3797

Vista desde el Pic Blanc, Envalira – 3796

Vista desde el Pic Blanc, Envalira – 3794

Aprovechando el viaje hacia Andorra, cuando salimos de Vic en dirección a Puigcerdà por la Collada de Tosa, llegamos a Bourd-Madame, Francia, en la que cogimos la N20 dirección Andorra. Pasamos por el Puerto del Puymorens, y ya en Andorra, pasamos por el de Pas de la Casa donde se encuentran una gran cantidad de hoteles, comercios y supermercados que hacen las delicias de los franceses. No paramos, para dedicar más tiempo a disfrutar de la alta montaña, hubiera sido un pecado con el buen día que hacía.

Paramos en el puerto de Envalira, que se encuentra a 2.408 metros sobre el nivel del mar, aparcamos el coche y decidimos realizar una pequeña excursión subiendo al Pic Blanc de 2.650 metros, donde se encuentra el antiguo edificio y las antenas de Sub-Radio. Un paseo, ya que aparte de la subida de 245 metros de desnivel que se realiza por una pista en la que pueden acceder los todoterrenos, no presenta ninguna dificultad.

Desde arriba se pueden ver unas impresionantes vistas de toda la zona, del Pas de la Casa, las montañas del Circ dels Pressons, el puerto de Envalira, la cima del Pic Negra y el Pic d’Envalida… unos paisajes espectaculares. Vale la pena subirse hasta aquí para disfrutar de ello.

 Grau Roig - Llacs de Pessons 

Llac Refugi de Pessons – 3811

Subida al llac Refugi de Pessons – 3804

Llac Refugi de Pessons – 3806

Después de esta pequeña excursión, cogimos el coche y nos desplazamos hasta el aparcamiento de las pistas de Grau Roig, en la que aparcamos el coche. Después de dar un paseo por las instalaciones y disfrutar del sol y el buen tiempo que hacía, decidimos comer un táper y la fruta que llevamos preparada desde casa para coger fuerzas para subir al lago del Refugio de Pessons, en la explanada de un bosque donde transcurre el rio Valira d’Orient.

Los lagos de Pessons es una de las excursiones clásicas de senderismo de la zona Grau Roig en la que se pueden visitar 8 lagos y ver unas preciosas vistas de la ladera del Circ del Pessons. Para realizarlo entero se emplean como mínimo 4 horas, con una distancia de 11 km y un desnivel acumulado de 530 metros. Los lagos que se encuentran en el recorrido son: el lago del Refugi, el lago de Forcat, el lago Rodó, el lago del Meligar, el lago de Les Fonts y el lago Cap de Pessons, que es el punto más alto. De vuelta cogiendo una variante de bajada se pueden ver los lagos de La Solana.

Nosotros solo subimos hasta el lago del Refugi, ya que no disponíamos de mucho tiempo ni tampoco las previsiones del tiempo lo aconsejaban. Al Lago del Refugi, se puede subir de dos maneras andando, una siguiendo la pista donde suben los todoterrenos, con una pendiente bastante pronunciada, o la otra, por un sendero que sigue un pequeño arroyo en la que en muchos tramos tienes que trepar. Escogimos la segunda para la subida y la pista para los todoterrenos la hicimos de bajada. De subida estuvimos 50 minutos y de bajada 35 minutos.

Las vistas del lago son impresionantes con el circo de montañas de los Pessons al fondo. Al lado del lago se encuentra el Restaurante Refugio del Lago Pessons, famoso por su buena cocina de montaña. Este restaurante posee una gran terraza con esplendidas vistas al lago. Allí estuvimos tomando un buen café con un sol radiante que pronto se escondió amenazando lluvia. Fue el momento de empezar la bajada donde la lluvia nos cogió a medio camino.

Lloviendo decidimos ir a Canillo, para acreditarnos en el hotel y descansar un rato antes de ir a cenar.

 La Vall d'Incles 

Vall d’Incles- 3957

Subida a lagos de Juclà – 3841

Subida a lagos de Juclà – 3841

Al día siguiente visitamos la Vall d’Incles, uno de los valles que aún conserva una gran parte de la esencia de los valles de montaña de Andorra, al no ser una zona de paso. El cruce para acceder a este valle está situado a 2 km antes de llegar a Soldeu, en dirección a Francia. La carretera que cruza el valle tiene unos tres kilómetros y es muy estrecha donde en algunos sitios es complicado que pasen dos coches a la vez. Por este motivo en verano los meses de gran afluencia de turistas cierran la carretera de las 9:00 h a las 18:00 h y solo se puede acceder mediante un autobús eléctrico o andando. De esta forma, aparte de controlar la afluencia de coches, también preservan la tranquilidad y la armonía del valle.

El valle tiene forma de U, siendo más abierto a su entrada y quedando cerrado al fondo por las altas montañas, su forma indica que es de origen glaciar. Paisajísticamente el valle es espectacular, ya que presenta un mosaico de prados verdes salpicado de flores silvestres en la cual se encuentran algunas bordas diseminadas, donde los animales pasturan a sus anchas. El valle está atravesado por el rio de Incles, cuyo nacimiento proviene de las altas montañas del fondo del valle.

Accedimos al valle con el autobús eléctrico, que era su último día en funcionamiento de la temporada, pero gracias a los pases que nos proporcionó el hotel donde estábamos alojados nos salió gratis. El autobús nos dejó al fondo del valle, donde existe una zona de aparcamientos de coches y un restaurante-bar. Desde este punto parten una buena cantidad de excursiones a los diferentes picos y lagos que rodean el valle.

Nosotros hicimos dos excursiones, una al refugió y los lagos de Juclà que no llegamos a culminar, primero por el tiempo que amenazaba lluvia y otra por la dificultad, ya que la mayor parte de ascensión se realiza por un sendero en la que la mayor parte se debe de trepar por las rocas. La verdad es que a nuestra edad ya tenemos que auto-limitarnos a no hacer estragos, ya que las facturas que nos puede pasar pueden ser caras. De todas formas hicimos una tercera parte de su recorrido, hasta donde se cruza la cascada por un puente. El recorrido de la excursión es de 9 km entre la subida y la bajada, el desnivel a superar es de 465 m y el tiempo mínimo para realizarlo es de 4 h.

La otra excursión que realizamos de vuelta del fondo del valle, en vez de coger el autobús eléctrico es la del L’Obac d’Ingles, que es una excursión de 2.6 km que transcurre bordeando el rio de Ingles, desde el aparcamiento de coches hasta prácticamente donde habíamos dejado aparcado nuestro coche. Esta excursión es fácil y apta para todo el mundo, en la que sigues el curso del rio por un bosque de pinos negros. Es muy agradable ya que presenta rincones muy bonitos en la cual puedes apreciar lo espectacular que es este valle. El tiempo para realizarlo en un solo sentido es de una hora.

Otras de las excursiones destacadas es la del refugió el lago de Cavana Sorda que sale de un camino que se encuentra a la mitad de la carretera que cruza el valle, a un kilómetro y medio. La distancia de la excursión es de 2.8 km, con un desnivel de 470 m y un tiempo mínimo de 3 horas y media, entre ida y vuelta. La excursión es de dificultad media.

También es de las destacadas la del refugió y el lago de Siscaró, que se coge desde el aparcamiento del fondo del valle. Tiene una distancia de 7,2 km entre ida y vuelta y un desnivel de 500 m., con un tiempo mínimo de 3 h y media. La excursión también es de dificultad media.

En fin un lugar privilegiado y espectacular que hace las delicias de los aficionados al senderismo de la alta montaña. 

Compartir 
Ver anterior Ver siguiente