El embalse de Sau entre las Guilleries y el Collsacabra

Catalunya - Esp. - Comentarios -

Recorrido por el entorno del embalse de Sau, visitando Vilanova de Sau, la presa y los caminos que bordean el pantano, el Monasterio de Sant Pere de Casserres y Tavertet, que lo preside desde el Collsacabra.


El reportaje que os presento es sobre una zona que conocemos muy bien, dado que está situado en la comarca de Osona en la cual residimos. Cada año realizamos varias excursiones por esta zona y he de deciros que con la cantidad de veces que hemos visitado este embalse nunca nos hemos cansado de visitarlo, dado que siempre descubrimos nuevos rincones donde puedes disfrutar de los espectaculares paisajes que tiene Las Guilleries y el Collsacabra. Para nosotros es un lugar perfecto para alejarte del mundanal ruido y de las preocupaciones del día a día.

Las dos subcomarcas de las Guilleries y el Collsacabra, pertenecientes a la comarca de Osona tienen muchísimos más rincones preciosos que los que describiré en este reportaje, ya que he decidido centrarme solo en el embalse de Sau y el entorno que le rodea. Visitando aparte del embalse, las poblaciones de Vilanova de Sau, Tavertet y el Monasterio de Sant Pere de Casserres.

El embalse de Sau se puede visitar desde Vic desde varias rutas, dependiendo de la zona del embalse que queramos ver. La más conocida turísticamente es la zona de la Presa de Sau, que se accede desde Vic cogiendo la carretera N-141d, que pasa por Calldetenes, Folgueroles, Vilanova de Sau y llega a la Presa de Sau. En total 22 km desde Vic.

El otro recorrido que propongo para completar este reportaje es el de Tavertet, donde después de visitar este precioso y tranquilo pueblo podremos disfrutar desde las alturas del Collsacabra, de las espectaculares panorámicas del Embalse de Sau y de una buena parte de las Guilleries.

Empezaremos por el primer recorrido haciendo la primera parada en Vilanova de Sau, que se encuentra a 16,5 km, antes de llegar a la Presa de Sau.

 Vilanova de Sau 

Vialanova de Sau – 4317

Plaça Major, Vilanova de Sau – 4311

Iglesia de Santa María – 4315

El municipio de Vilanova de Sau abarca un extenso territorio de la zona de la antigua demarcación de Sau, la cual una gran parte de esta lo ocupa el embalse de Sau. Está delimitada al norte por los riscos de Tavertet y al este por la parte alta de Las Gabarras del macizo de las Guilleries hasta el valle de la Riera Major.

Del pueblo se tienen indicios de su existencia desde el siglo XI, que se manifiesta en documentos de una serie de casas que rodeaban la Iglesia románica de Santa María de Vilanova. Fue en el año 1962 cuando obtuvo el mayor número de habitantes con la construcción del Embalse de Sau. Actualmente es un pueblo muy tranquilo que viven unos trescientos habitantes, que es el centro de referencia de servicios de una gran cantidad de masías diseminadas por su municipio, combinándolo con una buena oferta turística de hostales y restaurantes.

Vale la pena hacer una parada y dar un paseo por el núcleo de la población y visitar la Iglesia románica de Santa María de Vilanova de Sau. Otro de los alicientes que tiene Vilanova de Sau, es la visita a varios lugares turísticos como El Pont de Malafogassa que se encuentra a 5 km de esta localidad. En este lugar se puede disfrutar de un precioso puente medieval del Siglo XV, que es un antiguo cruce de caminos entre el Montseny y el valle de Sau, que está enclavado en un entorno paisajístico espectacular.

Otras de las excursiones interesantes es la visita Santa María de Vallclara, del siglo XII, antiguo convento de monjas cistercienses y la iglesia románica del siglo XI de Sant Andreu de Balcells con su gran mirador de las Guillerias, que se encuentra a 14 km de Vilanova de Sau.

 Embalse de Sau 

Embalse de Sau – 4330

Embalse de Sau – 4328

Iglesia de Sant Romà, Embalse de Sau año 2008

Dejando Vilanova de Sau, siguiendo la carretera N-141d antes de llegar a la Presa de Sau, ya podemos divisar en los miradores de la carretera, la punta del campanario de la Iglesia de Sant Romà de Sau y el estado de su capacidad.

Este año 2018, el embalse está en un estado excepcional y espectacular, ya que esta al 95 % de su capacidad, muy pocas veces se puede ver de esta manera. A finales de noviembre, la última vez que estuvimos, la punta del campanario de la Iglesia de Sant Romà costaba mucho localizarla ya que solo se veía una diminuta porción de ella. En este estado es la primera vez que lo veo, no tiene nada que ver con el año 2008, hace ya diez años de ello, cuando el embalse estaba al 19 % de su capacidad debido a la sequía que tuvimos en aquel año. Las ruinas de la Iglesia de Sant Romà se podían visitar por completo y para llegar a tocar el agua aún tenias que andar más de 50 metros, adjunto una fotografía de aquel año.

El embalse de Sau fue inaugurado en el año 1962, el cual dejó inundado y engullido por el agua el valle de Sau y el poblado de Sant Romà viejo, junto con la Iglesia de estilo románico lombardo del Siglo XI. Los restos de las ruinas solo se pueden visitar en épocas de gran sequía.

El entorno del embalse es espectacular con los bosques espesos que lo rodean, con las rocas y la tierra de color rojizo y sobre todo los acantilados de Tavertet que lo cobijan. Los bosques están repletos de encinares, robledos, hayedos, fresnedas y la flora y fauna típica de la zona de las Guillerias.

Desde la presa se puede bordear el embalse por los dos lados, uno es cruzar la presa y coger la carretera que sube hasta el Hostal la Riba, donde continúa la carretera hasta Sant Joan de Fabregues y Rupit. Desde este punto sale una carretera más estrecha que sigue bordeando el pantano hasta el Club Náutico donde se practica toda clase de actividades náuticas, hasta llegar al área donde se puede aparcar el coche y disfrutar de la preciosa playa que se forma debajo de los acantilados de Tavertet. Un lugar encantador y tranquilo entre semana, pero no los fines de semana que acostumbra a ir mucha gente. El sitio es muy amplio cuando el embalse no está al máximo de su capacidad, en él siempre se encuentran algunos pescadores, pero de rincones tranquilos hay muchos para poder disfrutar de la grandiosidad de este paraje.

Volviendo a la presa de Sau, podemos bordear el pantano por el otro lado cogiendo el cruce que lleva a la casa de colonias Can Mateu, que se encuentra en la carretera N-141d, a uno o dos kilómetros antes de llegar a la presa desde Vilanova. Desde la casa de colonias sale una carretera muy estrecha que bordea el pantano por los espesos bosques, donde se encuentra algún que otro mirador para poder ver el pantano desde la otra orilla con grandes perspectivas de los acantilados de Tavertet que están al frente.

El camino sigue hasta llegar al Parador Nacional de Sau, donde desde ese punto parte una carretera que sube a las colinas que quedan encima del Parador para llegar a otra de las grandes joyas que esconde estos parajes que es el Monasterio de Sant Pere de Casserres.

 Monasterio de Sant Pere de Casserres 

Monasterio de Sant Pere de Casserres – 4346

Claustro del Monasterio de Sant Pere de Casserres – 4356

Rio Ter, Monasterio de Sant Pere de Casserres – 4388

Una vez arriba en la colina, la carretera recorre unos dos o tres kilómetros la península que forma el meandro del rio Ter, antes de desembocar en el Embalse de Sau. Junto al aparcamiento se encuentra el edificio del Bar Restaurante del Monestir de Casserres, el cual hay cruzar para seguir el sendero de 300 metros que conduce hasta la puerta del Monasterio. Desde el exterior del monasterio podemos disfrutar de unas preciosas vistas del meandro del rio Ter, ya que el monasterio está enclavado en la punta de la península, encima de unos acantilados.

El monasterio benedictino fue consagrado en el año 1053, con la recaudación que realizaron los vizcondes Osona-Cardona. Los primeros años de funcionamiento fue utilizado como zona de enterramiento de los nobles de la comarca y de residencia de la nobleza para sus últimos años de su vida los cuales daban a cambio sus pertenencias al monasterio. En el año 1079 los vizcondes de Cardona donaron el monasterio a la abadía benedictina de Cluny, los cuales lo utilizaron de centro administrativo de sus posesiones en Catalunya, pasando a ser este un monasterio próspero. A finales del siglo XIV comenzó su decadencia, debido a la peste negra, terremotos y establecimiento de un régimen comendatorio, que les abocó a tener dificultades económicas.

Debido a esta pésima situación, dado que sus edificios se habían deteriorado mucho, en el año 1573 la Compañía de Jesús se hizo cargo del monasterio y sus posesiones. Esta propiedad de los Jesuitas se mantuvo hasta el 1767, cuando Carlos III decretó la expulsión de la Compañía de Jesús y la Corona vendió este cenobio a particulares. Continúo en manos de particulares, siendo declarado en 1931 Monumento Histórico y Artístico. En año 1991 el Consell Comarcal d’Osona, logró adquirir todas las propiedades y juntamente con la Generalitat de Catalunya entre los años 1994 al 1998, realizaron una reconstrucción completa del monasterio, respectando la estructura y la construcción original.

Actualmente el monasterio contiene una exposición permanente en la que se interpreta la vida que hacían los monjes antiguamente en el monasterio, mediante una decoración de las salas que posee. Se puede visitar la bodega, el claustro, la cocina, el refectorio, la sala capitular, el scriptórium, los dormitorios, el dormitorio del prior, la iglesia y el hospital donde se proyecta un audiovisual de la historia y la vida de los monjes en el monasterio.

 Tavertet, presidiendo el embalse desde el Collsacabra 

Panorámica del embalse de Sau – 131

Tavertet – 4213

Iglesia de Sant Cristòfol de Tavertet – 4188

Para los muy excursionistas, tengo que deciros que desde el Hostal la Riba, en la zona de la Presa de Sau, existe un sendero que permite subir hasta la población de Tavertet por los acantilados de su mismo nombre. Pero la manera más cómoda para visitar Tavertet teniendo como referencia desde Vic, es ir por la carretera C-153 que va a Olot, que pasa por Roda de Ter y L’Esquirol (Santa M.ª de Corco). Desde esta población de L’Esquirol cogemos la carretera BV-5207 donde a 13 km de muchas curvas y carretera estrecha se encuentra la población de Tavertet.

Tavertet es una población de unos 130 a 150 habitantes censados, con un núcleo de casas antiguas actualmente reformadas y convertidas en segundas residencias de veraneantes. Las calles están todas empedradas y muy bien urbanizadas e iluminadas. Tavertet se ha convertido actualmente en un pueblo de interés turístico, por la posición que ocupa encima de los acantilados sobre el Embalse de Sau y las múltiples excursiones que se pueden realizar por la zona del Collsacabra.

Vale la pena darse una vuelta por el núcleo de Tavertet y disfrutar de los nuevos miradores que han sido reformados donde podemos ver unas espectaculares panorámicas del pantano, los acantilados y los frondosos bosques de las Guilleries. También vale la pena visitar la Iglesia románica de Sant Cristòfol de Tavertet de finales del siglo XII.

Desde Tavertet se pueden realizas muchas excursiones, entre ellas la ermita y el mirador de Sant Corneli, una ruta de 2h y media; el mirador sobre el valle del Noguer y la iglesia románica Sant Miquel Sorerols, del siglo XI, una de las iglesias románicas mejor conservadas de Osona…

Una de las excursiones que no os podéis perder, que es la más clásica y fácil de realizar, es la Miradola y el Pla del Castell que os ocupará más o menos 1h y media, entre ir y volver. La ruta sale del final del pueblo en el descampado de cerca de las piscinas. Desde este punto podemos adéntranos a la derecha donde se encuentra un camino que lleva directo a La Miradora donde podremos ver unas panorámicas preciosas del cañón de Balà y el Salto del Molí Bernat.

La ruta de La Miradora es circular la cual vuelve a salir al camino que bordean los acantilados, donde seguiremos unos dos o tres kilómetros hasta llegar al mirador del Pla del Castell. Desde este mirador podremos disfrutar de unas panorámicas espectaculares de casi todo el Embalse de Sau con el campanario de la Iglesia de Sant Romà una imagen que siempre vais a recordar.

Compartir 
Ver anterior Ver siguiente