Continuando la ruta por la costa del Condado de Cork

Irlanda - Comentarios -

Un recorrido por las principales ciudades y estuarios de los ríos que desembocan en la costa sud de Irlanda

Después de haber dormido y desayunado en Hazelbrook B&B en Waterford, retomamos la ruta programada del viaje para visitar la costa del condado de Cork. Era domingo por lo cual a primera hora de la mañana por las carreteras de aquella zona reinaba la tranquilidad. Era el cuarto día que estábamos en Irlanda y empezábamos a adaptarnos a la manera de conducir y a las peculiaridades de este precioso país. Estábamos contentos, dado que después de tres días visitando la zona interior de Irlanda, en la que nos había encantado, llegaríamos a coger la costa sud y sud oeste de Irlanda que no la dejaríamos hasta Galway, con seis días por delante sin dejar mar, en la que teníamos muchos sitios programados para visitar.

 Youghal 

Puerto pesquero de Youghal – 5715

Puerto pesquero de Youghal – 5715

Calle de Youghal – 5718

Estuario del rio Blackwater – 5721

Torre del Reloj – Youghal – 5723

El primer sitio que paramos y tomamos contacto con el mar céltico fue el pueblo de Youghal, es una ciudad de unos 6000 habitantes que se encuentra en el extremo este de la costa del condado de Cork. La ciudad dispone de un puerto, que debido a una convulsión de la naturaleza a finales de marzo del año 830, en la provincia Munster, el rio Blackwater cambio el flujo de su desembocadura, formando la actual desembocadura de Youghal. En el año 853 un destacamento de la invasión normanda, construyó la fortaleza y sentó las bases del puerto comercial.

Turísticamente, Youghal dispone de varios monumentos, uno de ellos es la Torre del Reloj, que es una construcción del siglo XVIII, que se alza en medio de la estrecha calle mayor, que hace de entrada al recinto amurallado medieval. Las murallas de Youghal están consideradas las mejor conservadas de Irlanda, fueron construidas en el siglo XIII, y ampliadas en el siglo XVII. Continuando por la Main Street, se puede ver los restos de una abadía benedictina del siglo XIV y un poco más adelante, el castillo de Tyntes del siglo XIV, que es una casa torre. También la zona Youghal, dispone de tres playas muy concurridas en verano de arena fina.

 Cobh 

Vista aerea de Cobh – 5728

Casas colores – Cobh – 5730

Vista de Cobh – 5736

Vista de Cobh – 5737

St Colman’s Cathedral – 5729

Seguimos por la N25, hasta llegar a la zona del estuario del rio Lee, donde existen varias islas, en la que en la isla Grande está situada la ciudad de Cobh, que está muy bien comunicada por tren y carretera con la gran ciudad de Cork, situada a 25 km al este de Cobh.

Antiguamente la ciudad de Cobh, antes de la independencia de Irlanda de los ingleses, se llamaba Queenstown, después de la independencia le cambiaron el nombre por el de Cobh, que quiere decir en gaélico “Cueva”. Esta ciudad, básicamente es una ciudad portuaria, en la que es uno de los mayores puertos naturales del mundo, en el que se considera un puerto seguro y de gran calado. Desde este puerto salieron grandes trasatlánticos en el que se embarcaron muchos irlandeses, en busca de una vida mejor en las Américas. También atracaron aquí, los legendarios transatlánticos como el Queen Mary, el Queen Eliizabeth y el Titanic, siendo para este, el último puerto que atraco antes de hundirse en el océano Atlántico. Se conserva en el puerto un pequeño muelle de madera original, donde el Titanic atraco, así como las oficinas de la compañía White Star Line, en el que actualmente es un museo dedicado al Titanic. Actualmente en el puerto de Cobh continúan atracando los grandes cruceros, en el que sus pasajeros emprenden visitas turísticas por costa sur de Irlanda.

Encima del puerto de Cobh, reina St Colman’s Cathedral que es otro punto de interés turístico. Esta catedral es de estilo neogótico, construida entre 1865 al 1915, en su estructura se encuentra una torre que tiene 100 metros de alto, que esta considera la más alta de Irlanda, en su interior contiene un carillón de 42 campanas. Desde la explanada del alto de la catedral se pueden apreciar unas vistas de Cobh, con sus peculiares casas de colores y unas panorámicas del estuario del rio Lee y el puerto. Después de pasar unas horas paseando por esta entrañable ciudad portuaria, que recomiendo visitar, nos predispusimos a continuar la ruta para visitar la capital del condado y de la región de Munster.

 Cork 

Vista río Lee – Cork – 5738

Vista río Lee – Cork – 5739

Catedral de Sant Finvar – 5740

Catedral de Sant Finvar – 5742

Llegamos a Cork que eran las dos de tarde de un domingo, por lo cual nos encontramos con una ciudad muy tranquila y con poco transito por las calles. Tengo que reconocer que quizás no sea el mejor momento de visitarla para dar una opinión sobre la misma. De todas formas no era el principal objetivo del día su visita, ya que Cork no deja de ser una ciudad industrial muy importante de Irlanda, con algún rincón de interés turístico cultural.

El casco antiguo de Cork está situado en una isla en medio del río Lee, actualmente tiene unos 120.000 habitantes y es considerada la segunda ciudad más importante del país. Los principales sitios de interés turístico son: La calle principal de Cork, que es la St Patrick’s Street, una calle peatonal donde se encuentran los principales restaurantes, tiendas y franquicias comerciales internacionales. También las calles circundantes como la Gran Parade, que es una avenida arbolada con muchos edificios de estilo georgiano, donde residen las principales entidades financieras y sedes de empresas. Otro de los sitios de interés, es la catedral de Sant Finvar, de estilo neogótico que fue construida en el siglo XVIII, sustituyendo la antigua catedral del siglo VII, que fue destruida en el asedio que vivió Cork en aquella época.

Después de visitar la catedral de San Finvar, de disfrutar de un paseo por las principales calles del centro de Cork y comer alguna cosa en una terraza de la St Patrik’s Street, decidimos continuar la ruta para visitar Kinsale, que nos habían recomendado que no nos la perdiéramos.

 Kinsale 

Calle Kinsale – 5753

Calle de Kinsale – 5754

Calle de Kinsale – 5755

Calle de Kinsale – 5757

Vista Kinsale – 5746

Vista Charles Fort – Kinsale

Kinsale es una ciudad portuaria de pesca y turística, que está situada en el estuario del rio Bandon. Es uno de los sitios preferidos por los irlandeses para disfrutar de sus vacaciones, dado que la población, cuenta con una buena cantidad de calles estrechas, con aire pintoresco, que albergan muchos restaurantes, tiendas de antigüedades y galerías de arte. También por su puerto deportivo, donde abundan cantidad de barcos recreativos y de vela.

Uno de los lugares que más te choca de Kinsale, es una zona del centro de la ciudad donde las fachadas de sus edificios están pintadas con colores muy vivos, incluso chillones, que dan su encanto por su peculiaridad.

A unos dos kilómetros de Kinsale, pasado Summercove, se encuentra Charles Fort, que es interesante visitarlo. Nosotros solo pudimos visitar la parte exterior del fuerte, ya que eran más de las ocho de la tarde, y las visitas a su interior es desde las diez de la mañana a las seis de la tarde.

Esta fortaleza está enclavada en un lugar privilegiado en el alto de una colina, donde se divisa unas grandes vistas del estuario del rio Bandon, Kinsale y su puerto. La fortaleza que se construyó en el año 1682 por el ejército británico, hasta que en 1922 los británicos la abandonaron por el tratado anglo-irlandés de 1921. La fortaleza tiene forma de estrella de cinco puntas, fue construido de esta forma para resistir los ataques con cañones.

Cenamos en un restaurante de Kinsale, por cierto muy bien, ahora entiendo la fama que tiene Kinsale con su buena gastronomía. Después de dar el último paseo, por esta preciosa localidad, seguimos la ruta ya que teníamos reservado pasar la noche en B&B Seafield Farmhouse, cerca de Kilbrittain.

 B&B Seafield Farmhome y Crookhaven 

Crookhaven – 5769

Crookhaven -5770

Vista de la bahía de Courtmacsherry – 5767

Llegamos que era casi de noche al B&B Seafield Farmhouse, en la que es una granja que se dedican a la explotación de vacunos y ofrecen el servicio de B&B. Cuando bajamos del coche ya pudimos apreciar que estábamos en un emplazamiento con unas vistas fantásticas al mar, por lo cual nos encanto. Los propietarios muy amables, nos ofrecieron una habitación muy grande y confortable. A la mañana siguiente, fue una gran sorpresa al abrir las ventanas de la habitación y poder ver las fabulosas vistas que se podían ver desde nuestras ventanas, de la bahía de Courtmacsherry, con unos prados verdes espectaculares y el mar al fondo. Es un recuerdo que siempre recordaré. Los propietarios nos ofrecieron un gran desayuno, con muchas atenciones y nos indicaron varios sitios para visitar. Lástima que solo nos podíamos quedar una noche, porque nos hubiera gustado quedarnos otro día entero para descansar y disfrutar de este lugar.

Uno de los sitios que nos indicaron fue Crookhaven, un pequeño pueblo muy pintoresco que incluyo las fotografías en este artículo, otro es Mizen Head Signal Station, en la que ya he publicado la experiencia en otro artículo de este blog.

Compartir 
Ver anterior Ver siguiente