Calatayud, una ciudad de gran interés histórico y monumental

Aragón - Esp. - Comentarios -

Una preciosa comarca donde vale la pena descubrir las construcciones de estilo Mudéjar, su pasado romano con el yacimiento de Bíbilis y las fuentes termales de la cuenca del Jalón.

Este es el primer reportaje del recorrido que realizamos en el mes de marzo, por las comarcas de la zona sur de la provincia de Zaragoza, el oeste de la provincia de Soria y la ciudad de Sigüenza. Una zona que desconocíamos y en la que hemos descubierto un precioso rincón de España, que es muy interesante para entender las diversas culturas y riquezas turísticas que tiene este país.

Para visitar toda esta zona nos hospedamos 10 días en las Termas Pallarés en Alhama de Aragón. Pudimos disfrutar varios días del precioso lago termal que dispone el complejo, gracias al buen tiempo primaveral que tuvimos estos días y a la temperatura templada del agua del lago. También nos fue de maravilla los tratamientos termales que nos ofrecieron las Termas Pallarés que nos ayudaron a recomponernos de la intensa actividad de la gran cantidad de excursiones que realizamos estos días.

 Calatayud 

Puerta de Terrer, Calatayud – 8955

Calatayud – 8965

Mesón de la Dolores, Calatayud – 9004

Mesón de la Dolores, Calatayud – 9005

Casas inclinadas, Calatayud – 9002

Pl. España, Calatayud – 8966

Aparcamos el coche cerca de la puerta de Terrer. Lo primero que vimos fue el Museo de Calatayud, situado en el antiguo convento de las Carmelitas. Entramos y nos informaron de los principales monumentos que podíamos visitar en Calatayud y del contenido del Museo que alberga una interesante colección del Yacimiento arqueológico de Bílbilis. Quedamos que si nos daba tiempo lo visitaríamos por la tarde, pero no pudimos ya que visitar toda la oferta monumental que contiene Calatayud se precisa de más de un día, si se quiere visitar con detalle. Enfrente del museo pudimos admirar la Fuente de los Ocho Caños, que fue construida para traer las aguas a Calatayud en el siglo XVI.

Entramos al núcleo medieval por la puerta de Terrer, que está presidido por dos torreones unidos por la puerta de arco rebajado, construida en el siglo XVI. Encima del arco se encuentran dos blasones, uno dedicado a las armas de Calatayud y el otro a la Casa de los Austria. Actualmente este edificio alberga el Centro de Estudios Bilbilitanos.

 Real Colegiata de Santa Maria la Mayor 

Portada de la Colegiata de Santa María la Mayor, Calatayud 

Portada de la Colegiata de Santa María la Mayor, Calatayud 

Claustro de la Colegiata de Santa María la Mayor, Calatayud 

Claustro de la Colegiata de Santa María la Mayor, Calatayud 

Claustro de la Colegiata de Santa María la Mayor, Calatayud 

Claustro de la Colegiata de Santa María la Mayor, Calatayud 

Seguimos por las callejuelas que nos condujeron hasta la plaza de Santa María, donde pudimos observar el imponente campanario mudéjar de la Real Colegiata de Santa María y su preciosa Portada de alabastro. Queríamos visitar el interior de la Colegiata, pero nos quedamos con las ganas de ver el ábside ya que actualmente está cerrada al público por reformas en su interior. Lo único que se puede visitar es el claustro y la subida al campanario.

Según la historia la colegiata fue construida a partir del año 1120 sobre una antigua mezquita, por Alfonso I. Del estilo de construcción mudéjar, se conserva la torre octagonal de 68 metros de altura, el claustro y el ábside. En el año 2001 fue declarada como monumento Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, por el alto valor de sus construcciones de arquitectura mudéjar de Aragón.

En siglo XVI, se realizaron una serie de reformas en el que se destaca la portada de alabastro sacada de las canteras de Fuentes de Jiloca, en la que fue tallada por los maestros Juan de Talavera y Esteban de Obray, realizando una magnifica muestra del Proto-Renacimiento Aragonés, realizada en el formato de retablo.

Después de la visita al claustro de la Colegiata de Santa María, fuimos a la plaza de España para encontrar a la guía que habíamos quedado, para visitar las Iglesias de San Juan el Real y la de San Pedro de los Francos.

 Iglesia de San Juan el Real 

Fachada de la Iglesia de San Juan el Real, Calatayud – 8981

Portada de la Iglesia de San Juan el Real, Calatayud – 8980

Iglesia de San Juan el Real, Calatayud – 8970

Órgano de la Iglesia de San Juan el Real, Calatayud – 8977

Cupula de la Iglesia de San Juan el Real, Calatayud – 8976

Pechina de la Iglesia de San Juan el Real, Calatayud – 8975

La iglesia de San Juan el Real fue construida por los Jesuitas en el siglo XVII, sustituyendo lo que antes era la iglesia de San Salvador. Los Jesuitas construyeron la iglesia al estilo Barroco de la época y la dedicaron a la Virgen del Pilar. Tras la expulsión de los Jesuitas en el año 1767, dos años después, la iglesia recibió la avocación de San Juan Bautista, cuando se trasladó a la misma el culto de la antigua parroquia de Juan de Vallupié que se encontraba en estado ruinoso.

En el año 1775 se construyó la torre de estilo mudéjar, adecuándose a los estilos que imperaban en la ciudad de Calatayud. La torre consta de cuatro cuerpos: el primero no está decorado, el segundo es cuadrado con esquinas achaflanadas, el tercero es octagonal que aloja las campanas y el cuarto es un pequeño tambor octagonal que soporta el capitel en forma bulbosa.

La estructura de la iglesia es en forma de cruz con crucero, sobre la misma se levanta un tambor de forma octagonal con ventanales, cubierta por una cúpula y linterna. En la parte interior, es de forma circular que está rodeada por cuatro pechinas en las que Goya pintó cuatro lienzos, rematando la decoración de las pechinas. El interior de la iglesia por su decoración y por la yesería abultada está considerado uno de los barrocos más bellos de Aragón.

 San Pedro de los Francos 

Portada de San Pedro de los Francos, Calatayud – 8996

Iglesia de San Pedro de los Francos, Calatayud – 8988

Ábside de San Pedro de los Francos, Calatayud – 8983

Tras la reconquista de Calatayud a los musulmanes en el año 1120, Alfonso I fundó el templo en memoria a San Pedro para que sirviese como parroquia a los francos de Bigorra, por su gran colaboración en la reconquista, por este motivo se llama a la iglesia San Pedro de los Francos.

El templo actual se construyó en siglo XIV y mantiene una estructura mudéjar todo y que en su interior es de estilo gótico, sin ninguna influencia gótica. Está compuesto por tres naves con unos altos pilares, con bóvedas en crucería y termina con tres ábsides. La decoración interior está realizada en yesería calada.

Es de destacar la torre mudéjar, que presenta una acusada inclinación hacia la calle, debido al paso por debajo de ella, del barranco de Rúa. Esta inclinación hizo que en el año 1840 el ayuntamiento de Calatayud, decidiera derribar el cuerpo superior que contenía las campanas para que su inclinación no asustara a la reina Isabel II y su madre la regente María Cristina, que hicieron noche en el palacio situado justo enfrente.

La portada principal es de piedra sillar, presentando un arco de forma abocinada de estilo gótico levantino, formando seis finos baquetones. Adosadas a las jambas y bajo el doselete, están las esculturas de San Pedro y San Pablo y en el tímpano el Cristo acompañado de la Virgen y San Juan.

Después de la visita a las iglesias, la guía nos acompañó hasta la plaza de España donde nos explicó el motivo porque las casas que rodean la plaza también presentan una inclinación bastante considerable, debido al motivo ya descrito con la torre de la iglesia San Pedro de los Francos. También nos enseño el antiguo Mesón de La Dolores, donde existe un pequeño museo que revive la historia de este personaje de la leyenda de “La Dolores”, que se popularizó a través de la copla de Bretón, “Si vas a Calatayud pregunta por la Dolores…”

 Yacimientos arqueológicos de Bilbilis 

Yacimiento arqueológico de Bílbilis – 9024

Yacimiento arqueológico de Bílbilis – 9024

Yacimiento arqueológico de Bílbilis – 9024

Después de comer decidimos visitar el yacimiento arqueológico de Bílbilis, que se encuentra a cuatro kilómetros de Calatayud, en dirección a la carretera de Soria. Está situado a lo alto de unas colinas dominando un lugar estratégico que permitía controlar el acceso desde el valle del Ebro, a través de la cuenca del Jalón. El yacimiento cuenta con los restos de muchos monumentos de la antigua ciudad celtibero-romana de Bílbilis: un foro, un teatro, un edificio termal y una gran cantidad de construcciones de la antigua ciudad. El yacimiento fue declarado en el año 1931 Monumento histórico-artístico.

Calatayud contiene muchos más monumentos que los descritos en este reportaje, la verdad es que nos faltó tiempo para visitarlos todos, creo que los que visitamos son los más importantes, pero me gustaría nombrar algunos más que no pudimos visitar y que los dejo para la próxima visita a Calatayud: El Museo de Calatayud, El Santo Sepulcro, San Andrés, El Castillo de Ayud, El Castillo del Reloj… Calatayud tiene un gran patrimonio monumental, histórico y cultural, no te lo pierdas.

Compartir 
Ver anterior Ver siguiente